CU­RIO­SI­DA­DES

Triatlón - - IMPACTO PROFUNDO -

Que el im­pac­to no de­pen­de tan­to del ti­po de cal­za­do y de la can­ti­dad de amor­ti­gua­ción que dis­pon­ga su me­dia­sue­la sino de la tec­no­lo­gía y de la ca­li­dad de es­ta. He po­di­do tes­tar el sen­sor con va­rios mo­de­los de za­pa­ti­llas de di­fe­ren­tes mar­cas, mo­de­los de en­tre­na­mien­to y vo­la­do­ras, de trail, mix­tas, con EVA y con po­lí­me­ros de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y las di­fe­ren­cias en­tre ellas no son de­ter­mi­nan­tes. Si lo es la for­ma con la cual co­rres con ellas, es­to es la téc­ni­ca de ca­rre­ra y es­pe­cial­men­te cuan­do va­rías la lon­gi­tud de la zan­ca­da y la su­per­fi­cie del pri­mer apo­yo o ate­rri­za­je del pie. Si alar­gas la zan­ca­da y en­tras de ta­lón im­pac­tas más, si acor­tas la zan­ca­da y au­men­tas la fre­cuen­cia tra­tan­do de apo­yar más de me­dio­pié se re­du­ce el im­pac­to, da­tos a te­ner en con­si­de­ra­ción. La po­si­bi­li­dad de co­lo­car el sen­sor en cual­quie­ra de las dos pier­nas per­mi­te com­pa­rar los va­lo­res en­tre ellas y de­tec­tar des­equi­li­brios mus­cu­la­res, al­te­ra­cio­nes bio­me­cá­ni­cas o dis­me­trías. Tam­bién he po­di­do cons­ta­tar có­mo el ni­vel de im­pac­to no de­pen­de tan­to de la su­per­fi­cie so­bre la que co­rres sino de la for­ma en la que lo ha­ces. Aun­que en es­te sen­ti­do que­dó cla­ro que en mi ca­so par­ti­cu­lar co­rrer so­bre cés­ped con za­pa­ti­llas de en­tre­na­mien­to o ha­cer­lo so­bre cin­ta a rit­mos su­pe­rio­res a 4 mi­nu­tos/ km lo­gra­ba los me­no­res ín­di­ces de im­pac­to. Co­rrer des­cal­zo so­bre ce­men­to o ha­cer­lo con cal­za­do mi­ni­ma­lis­ta so­bre as­fal­to o co­rrer con cal­za­do amor­ti­gua­do a 3.30´/km es con los que lo­gré ma­yor ta­sa de im­pac­to. Con es­tas apre­cia­cio­nes per­so­na­les lle­go a la con­clu­sión que más im­por­tan­te que el ti­po de za­pa­ti­lla que se uti­li­za y la su­per­fi­cie so­bre la que se co­rre, lo que va a per­mi­tir real­men­te re­du­cir los im­pac­tos va a ser me­jo­rar la téc­ni­ca de ca­rre­ra y ade­cuar la fre­cuen­cia de zan­ca­da óp­ti­ma a la ve­lo­ci­dad. ¿QUÉ MÁS

DE­LA­TA EL SEN­SOR DE IM­PAC­TOS?

El dis­po­si­ti­vo po­ne en evi­den­cia que lo im­por­tan­te no es tan­to la tec­no­lo­gía que se lle­va en los pies sino la ma­ne­ra en la cual te des­pla­zas en ca­rre­ra, la for­ma con la cual apo­yas el pie en el sue­lo y có­mo es­tán si­tua­das tus ar­ti­cu­la­cio­nes. Co­mo se coor­di­na el mo­vi­mien­to y la mus­cu­la­tu­ra pa­ra que la tran­si­ción de la amor­ti­gua­ción a la im­pul­sión a tra­vés de la pi­sa­da sea lo más efi­cien­te po­si­ble. En de­fi­ni­ti­va al igual que ha­ce­mos en na­ta­ción, to­dos de­be­ría­mos tra­tar de me­jo­rar la téc­ni­ca de ca­rre­ra a pie pa­ra que re­sul­te lo me­nos le­si­va po­si­ble pa­ra nues­tro apa­ra­to lo­co­mo­tor. La ca­rre­ra a pie no só­lo es una de las tres dis­ci­pli­nas que com­po­nen nues­tro de­por­te, es la que ma­yor im­pac­to oca­sio­na en nues­tro or­ga­nis­mo, la que se rea­li­za en úl­ti­mo lu­gar y en la que de­pen­dien­do de las dis­tan­cias se de­ci­de el re­sul­ta­do fi­nal. Ade­más de por el au­ge del triatlón, co­rrer es­ta de mo­da en par­te por la con­cien­cia­ción de la ne­ce­si­dad de rea­li­zar ejer­ci­cio fí­si­co, por su ren­ta­bi­li­dad al no re­que­rir mu­cho tiem­po pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios car­dio­vas­cu­la­res, fa­ci­li­dad de rea­li­za­ción y ba­jo cos­te eco­nó­mi­co en­tre otros fac­to­res. Pe­ro al con­cep­to del run­ning se le atri­bu­yen mu­chas le­sio­nes aso­cia­das al uso ex­ce­si­vo, pe­ro “otros fac­to­res” en los que se en­cuen­tra la ma­la téc­ni­ca de ca­rre­ra, no res­pe­tar los prin­ci­pios del en­tre­na­mien­to de­por­ti­vo y la inade­cua­da elec­ción de las za­pa­ti­llas son res­pon­sa­bles de un im­por­tan­te por­cen­ta­je de ellas. Se­gún Robert Ga­llo del De­par­ta­men­to de Or­to­pe­dia y Reha­bi­li­ta­ción del Me­di­cal Cen­ter de Pennsyl­va­nia el por­cen­ta­je de le­sio­nes por co­rrer au­men­ta sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te cuan­do el ki­lo­me­tra­je se­ma­nal se ex­tien­de más allá de 60 km. se­ma­na­les y ase­gu­ra que el 50% de los co­rre­do­res que par­ti­ci­pan en prue­bas po­pu­la­res de me­dia dis­tan­cia su­fri­rán una le­sión re­la­cio­na­da con el trau­ma­tis­mo pro­pio de la ca­rre­ra a pie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.