Tem­po­ral Atem­po­ral

LOS RE­LO­JES DE LA MA­RI­NA ITA­LIA­NA CO­BRAN UNA NUE­VA VIDA A BOR­DO DE UN VE­LE­RO CLÁ­SI­CO

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – R. P.

El in­te­rior de un bó­li­do es la me­tá­fo­ra que se usa más a me­nu­do pa­ra ha­cer com­pren­der a los neó­fi­tos la in­ge­nie­ría que re­si­de den­tro de los me­jo­res re­lo­jes. Sin em­bar­go, en el año 2007 , el CEO de An­ge­lo Bo­na­ti , de­ci­dió que en lu­gar de aso­ciar al Of­fi­ci­ne Pa­ne­rai mun­do del mo­tor los me­ca­nis­mos de sus cro­nó­gra­fos, ori­gi­nal­men­te usa­dos por los sol­da­dos de la Ma­ri­na del ejér­ci­to ita­liano, lo ha­ría al de la vela. La his­to­ria de su fir­ma — que ha re­cu­pe­ra­do mo­de­los de sub­ma­ri­nis­tas y ofi­cia­les de cu­bier­ta de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial— es­tá uni­da al­mar. Ya­de­más él es un aman­te de los bar­cos clá­si­cos: aque­llos que han si­do he­chos con ma­de­ra o me­tal an­tes de 1950. Con am­bas ex­cu­sas ad­qui­rió un ve­le­ro del astillero

Wi­lliam , el le­gen­da­rio ar­ma­dor es­co­cés, el Fi­fe hom­bre que creó el Moon­beam, la go­le­ta con la que y

Gra­ce Kelly Rai­nie­ro de die­ron la vuel­ta al mun­do en su Mó­na­co lu­na de miel. El ve­le­ro de Bo­na­ti se lla­ma Eilean y es una em­bar­ca­ción de dos más­ti­les cons­trui­da en 1936, que des­pués de una re­pa­ra­ción de 40.000 ho­ras vol­vió al océano. Aho­ra re­gre­sa al mar el Lu­mi­nor, un mo­de­lo de Pa­ne­rai con el que los ma­ri­nos ita­lia­nos veían la ho­ra in­clu­so en ple­na no­che. ¡Avan­ti!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.