Se Rue­ga Edu­ca­ción

LA NUE­VA ETI­QUE­TA PA­RA CON­FIR­MAR ASIS­TEN­CIA

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – M. DE LA CAL­ZA­DA

Se­pa reac­cio­nar en tiem­po y for­ma a una pro­po­si­ción. Las si­glas S.R.C. (Se Rue­ga Con­fir­ma­ción) lle­van implícitas cier­tas nor­mas de com­por­ta­mien­to. Ya sea vía email o por co­rres­pon­den­cia ¡ ré­pon­dez, s’il vous plaît! Por­que to­dos ne­ce­si­ta­mos una res­pues­ta y una ex­pli­ca­ción, aquí, una guía de ur­ba­ni­dad pa­ra sa­lir ai­ro­so cuan­do al­guien re­cla­ma su­pre­sen­cia.

CE­LE­RI­DAD. Aun­que se lo pa­rez­ca, no es ele­gan­te ha­cer­se es­pe­rar. Si con­tes­ta rá­pi­do, su an­fi­trión nun­ca pen­sa­rá: “¡Qué tra­ge­dia! Es­tá cla­ro que no le in­vi­tan a de­ma­sia­das fies­tas”. Agra­de­ce­rá su en­tu­sias­mo.

MAL ME­NOR. Es peor avi­sar dos ho­ras an­tes de que no asis­ti­rá a un even­to que de­cir “no” en un pri­mer mo­men­to. Un tru­co útil: cuan­do re­ci­ba una in­vi­ta­ción pien­se pa­ra sí mis­mo: “Si fue­se es­ta no­che ¿ me ape­te­ce­ría ir?”.

AMI­GOS O CONOCIDDOS. Cuan­do es­té re­cha­zan­do una in­vi­ta­ción a la fies­ta de un ami­go cer­cano dé una ra­zón ela­bo­ra­da. Si es un even­to de tra­ba­jo sim­ple­men­te di­ga que no irá. En es­te ca­so no tie­ne por qué in­ven­tar una ex­cu­sa. Ha­cer­lo no es­tá a su al­tu­ra.

BA­JO SOS­PE­CHA. Si re­ci­be una in­vi­ta­ción con acu­se de re­ci­bo y el an­fi­trión pue­de ver si la ha abier­to o no, de­be res­pon­der ¡ya!

SIN­CE­RI­DAD. Si ha pos­pues­to su con­fir­ma­ción un tiem­po ver­gon­zo­sa­men­te lar­go (más de una se­ma­na), lla­me al an­fi­trión y dis­cúl­pe­se, pe­ro sea sin­ce­ro al res­pec­to. No di­ga: “Aca­bo de en­con­trar mi res­pues­ta en bo­rra­do­res”. La fra­se es: “Soy lo peor”.

CU­BRIR­SE LAS ES­PAL­DAS. Si le in­vi­tan a pa­sar un fin de se­ma­na fue­ra, di­ga “Dé­ja­me con­sul­tar­lo con mi pa­re­ja/ma­dre/ her­ma­na”. Pue­de que en el úl­ti­mo mo­men­to lo que le ape­tez­ca sea que­dar­se en el so­fá co­mien­do Mal­te­sers.

DE JUS­TI­CIA. Si con­fir­ma asis­ten­cia a un plan que exi­ja abo­nar por ade­lan­ta­do ha­bi­ta­ción de ho­tel pa­ra una fies­ta en el cam­po y es­pa­cio en un mi­ni­bus, pe­ro lue­go se em­bo­rra­cha y tie­ne suer­te y le lle­van en co­che de vuel­ta, de­be­rá pa­gar de to­dos mo­dos.

No se de­je

ven­cer por la

pe­re­za y con­tes­te.

No pre­ten­da

que adi­vi­nen

te­le­pá­ti­ca­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.