Es­tu­vo tres dé­ca­das ca­sa­da con Jo­sé Bono. Alos 50, Ana Ro­drí­guez ha en­con­tra­do su si­tio.

Des­pués de tres dé­ca­das a la som­bra de Jo­sé Bono, Ana Ro­drí­guez ha en­con­tra­do su si­tio. La em­pre­sa­ria pu­bli­ca li­bro y se sien­te, al fin, li­bre.

Vanity Fair (Spain) - - CONTENTS - FO­TO­GRA­FÍA DE GON­ZA­LO MA­CHA­DO –S. HI­DAL­GO

Que te be­se Cas­ti­lla- La Man­cha!”, le es­pe­tó una vez a su ma­ri­do cuan­do re­gre­sa­ba de uno de sus nu­me­ro­sos via­jes co­mo pre­si­den­te de esa Co­mu­ni­dad. Du­ran­te 30 años Ana Ro­drí­guez (Gua­te­ma­la, 1958) es­tu­vo ca­sa­da con el so­cia­lis­ta , has­ta que en 2010 de­ci-Jo­sé Bono die­ron di­vor­ciar­se de mu­tuo acuer­do. “Fue una par­te de mi vi­da muy im­por­tan­te y cuan­do tie­nes hi­jos tam­bién su­fres por ellos. En­mi ca­so, al es­tar ca­sa­da con un per­so­na­je de una pro­yec­ción pú­bli­ca tan gran­de, se di­jo de to­do so­bre no­so­tros”, nos cuen­ta en An­do­rra, du­ran­te la pre­sen­ta­ción de las nue­vas ber­li­nas Ja­guar XF y XJ, de las que es em­ba­ja­do­ra. Con el pro­ce­so ya su­pe­ra­do — sa­le des­de ha­ce dos años con el em­pre­sa­rio me­xi­cano —, Ro­drí

Er­nes­toMan­ri­que guez ha de­ci­di­do con­tar su ex­pe­rien­cia en El club de las per­fec­tas di­vor­cia­das ( Pla­ne­ta), un li­bro que se pu­bli­ca­rá es­ta pri­ma­ve­ra coin­ci­dien­do con la pró­xi­ma Fe­ria del Li­bro de Ma­drid.

VA­NITY FAIR: ¿Hay des­pe­cho en sus pá­gi­nas? ANA RO­DRÍ­GUEZ: Él sa­be que he es­cri­to es­te li­bro y que ha­blo de­mi ex­pe­rien­cia per­so­nal. A lo me­jor al­go le es­cue­ce, pe­ro no sa­le mal pa­ra­do.

Ro­drí­guez afir­ma que hoy es­tá más se­gu­ra de sí mis­ma y, ade­más, se ha con­ver­ti­do en em­pre­sa­ria: ha abier­to sie­te tien­das de la fir­ma de jo­ye­ría Tous. “Yo sal­go, en­tro, tra­ba­jo… Me sien­to en ple­na for­ma. Es una si­tua­ción dis­tin­ta a la que vi­vie­ron mi ma­dre o mi abue­la cuan­do te­nían 50 años”, re­fle­xio­na. Ella ha rehe­cho su vi­da. ¿Y su ex­ma­ri­do? “No sé si tie­ne pa­re­ja, pe­ro me pa­re­ce­ría bien si así fue­ra. Si él es fe­liz y es­tá a gus­to yo, en­can­ta­da”. La re­la­ción en­tre ellos es “muy bue­na”. “Com­par­ti­mos las co­mi­das y fies­tas fa­mi­lia­res… El otro día­mi hi­jo or­ga­ni­zó un al­muer­zo en su ca­sa y fui­mos to­dos. Los dos he­mos he­cho un es­fuer­zo gran­de. Si yo no tu­vie­se hi­jos pro­ba­ble­men­te no le hu­bie­se vuel­to a ver, pe­ro co­mo los te­ne­mos, com­par­ti­mos mo­men­tos con ellos”. Su fa­ce­ta de ce­le­brity no ha eclip­sa­do una de sus pa­sio­nes: la po­lí­ti­ca. Aún con­ser­va el car­né del PSOE. VF:

¿Qué le pa­re­ce

Pe­dro Sán­chez? AR: Es el me­jor can­di­da­to. VF:

¿Qué ha he­cho mal el PSOE? AR: Lo más im­por­tan­te en los par­ti­dos es el li­de­raz­go y en el PSOE ha ha­bi­do un tiem­po en el que no lo ha ha­bi­do. VF:

¿Qué opi­na de Po­de­mos? AR: Es ló­gi­co da­do que hay mu­cha gen­te que lo es­tá pa­san­do mal. En otros mo­men­tos no hu­bie­ra te­ni­do es­te éxi­to, pe­ro aho­ra… Y lo en­tien­do.

“SI NO FUE­RA POR NUES­TROS HI­JOS PRO­BA­BLE­MEN­TE NO HU­BIE­RA VUEL­TO A VER A JO­SÉ BONO”

NUE­VA VI­DA

La em­pre­sa­ria

Ana Ro­drí­guez

fo­to­gra­fia­da en To­le­do.

Se ha con­ver­ti­do en

em­ba­ja­do­ra de

Ja­guar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.