Ch­loé, C’est Moi

CUA­TRO CLA­VES QUE SOS­TIE­NEN EL ÉXI­TO DE LA MAR­CA QUE HA­CE DE LO ‘ HIP­PIE’ UN NUE­VO LU­JO

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – M. DE LA CAL­ZA­DA

Al Hom­bro

Tras el bol­so Pad­ding­ton, es­ta es la tem­po­ra­da del Drew (aba­jo). For­mas re­don­dea­das y to­nos bi­co­lor pa­ra

quie­nes hu­yen de la lo­go­ma­nía.

Más ‘Mar­ket’

Por­que la cos­mé­ti­ca es la lla­ve más ase­qui­ble

pa­ra ac­ce­der al lu­jo, la mar­ca cre­ció en no­to­rie­dad y em­pe­zó a ser co­no­ci­da por el gran pú­bli­co des­de el lan­za­mien­to de su pri­mer

per­fu­me, Ch­loé Clas­sic.

Maes­tra deOr­ques­ta

Por la fir­ma, fun­da­da en Pa­rís po­rGab­yAg­hion en 1952, han pa­sa­do des­de

Karl La­ger­feld a Ste­lla Ma­cCart­ney. Hoy es la bri­tá­ni­ca Cla­reWaight

Ke­ller quien ca­pi­ta­nea un bu­que muy ren­ta­ble.

Ri­que­za y Re­lax

¿Ves­ti­dos de cro­chet a 2.000 eu­ros que pa­re­cen de mer­ca­di­llo ibi­cen­co? Per­fec­tos pa­ra con­su­mi­do­ras si­ba­ri­tas que pre­fie­ren el es­no­bis­mo a la os­ten­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.