“NO TO­MO CA­FÉ CON MARQUESAS TO­DOS LOS DÍAS”

Fueel­con­fe­sor­de­la­du­que­sa­deAl­ba, ca­sóaE­va­yCa­ye­tano, yaCa­ro­li­naHe­rre­ra­yaE­lLi­tri. Ha­bla­mos co­nel sa­cer­do­te se­vi­llano de los VIP... Yde los­más ne­ce­si­ta­dos.

Vanity Fair (Spain) - - ZOOM - – AL­BER­TO PIN­TE­ÑO

o me gus­ta mu­cho sa­lir en la pren­sa”, nos con­fie­sa tí­mi­do Ig­na­cio Ji­mé­nez

(Se­vi­lla, Sán­chez- Dalp 1973). “Ha­go­mu­chas otras co­sas ade­más de ca­sar a gen­te co­no­ci­da. Soy un pá­rro­co de un ba­rrio muy hu­mi lde don­de aten­de­mos a 676 fa­mi l i a s , con guar­de­ría y re­si­den­cia de an­cia­nos pa­ra per­so­nas en si­tua­ción de pre­ca­rie­dad eco­nó­mi­ca. No to­mo ca­fé con marquesas to­dos los días”. Sán­che­zDalp o El Cu­ri­ta, co­mo le apo­dan en su círcu­lo ín­ti­mo, fue el con­fe­sor y ami­go de , quien la

Ca­ye­ta­na Al­ba casó con , y el mis­mo

Alfonso Díez que ce­le­bró el fu­ne­ral de la du­que­sa. Pe­ro han si­do­mu­chas (y no­ta­bles) las oca­sio­nes en las que es­te pá­rro­co ha si­do ob­je­ti­vo de la pren­sa. Ha ofi­cia­do las bo­das de y

Eva Gon­zá­lez Ca­ye­tano , la de con Ri­ve­ra Inés Do­mecq Ja­vier

, la de con Martínez de Iru­jo Ca­ye­tano

, la de con Ge­no­ve­va Ca­sa­no­va Ti­ta As­tol­fi

, o la de to­re­ros co­mo Gi­gi Sa­ra­so­la El Li­tri con . “Yo so­lo ca­soa­mis

Ca­ro­li­na He­rre­ra ami­gos y a aque­llos con­quie­nes ten­go­re­la­ción­fa­mi­liar. No soy un ca­te­ri­ng ca­te­ri­ng. Me lla­man­mu­chas per­so­nas,p per­so­nas, pe­ro si no los co­noz­co, no lo ha­go”, ase­gu­ra.

Dé­ci­mo de do­ce her­ma­nos, Sán­chez-Dalp na­ció en “una fa­mi­lia aris­to­crá­ti­ca, don­de nos cria­mos en en­tre tre gen­te co­no­ci­da”, co­mo él mis­mo afir­ma. Es el bis­nie­to del pri­mer e hi­jo del

mar­qués de Ara­ce­na mé­di­co se­vi­llano y de

Ji­mé­nez Orta Ma­nue­la , y so­brino de Sán­chez-Dalp Pe­pi­ta Sán­chez

, mar­que­sa de Sal­ti­llo e ín­ti­ma Dalp de Le­gui­na ma ami­ga de la fa­lle­ci­da du­que­sa de Al­ba.

A pe­sar de sus con­tac­tos en la no­ble­za,no­ble za, en Se­vi­lla es co­no­ci­do co­mo el cu­ra de los más ne­ce­si­ta­dos. Aban­do­nó ter­ce­ro de De­re­cho pa­ra in­gre in­gre­sar sar en el se­mi­na­rio, lle­va 16 años ejer­cien­do co­mo sa­cer­do­te y tras pa­sar por va­rios pue­blos se­vi­lla­nos aho­ra es ti­tu­lar en la igle­sia de San­ta Ma­ría de las Flo­res, en el ba­rrio de Pío XII de Se­vi­lla. “Ser cu­ra es lo me­jor que­me ha pa­sa­do en la vida. Cui­do de mu­chas per­so­nas to­dos los días, pe­ro esos no sa­len en la pren­sa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.