EL ENIG­MA VAI­NI­LLA

UNO DE LOS ADI­TI­VOS MÁS EX­CLU­SI­VOS DEL MUN­DO, UN DES­CU­BRI­MIEN­TO COS­MÉ­TI­CO

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES -

egu­ra­men­te us­ted se­pa del aza­frán o del car­da­mo­mo co­mo dos de los adi­ti­vos más di­fí­ci­les de ob­te­ner ( y por lo tan­to más ca­ros) del mun­do. En el ter­cer pues­to del po­dio es­tá la vai­ni­lla: pa­ra lo­grar un ki­lo de es­ta es­pe­cia aro­má­ti­ca se re­quie­ren cer­ca de 500 ki­lo­gra­mos de vai­nas de su plan­ta. A su vez, pa­ra ello hay que fe­cun­dar unas 40.000 flo­res. Y esas flo­res no se po­li­ni­zan so­las (ni con la ayu­da de las abe­jas, co­mo el res­to de flo­res de la bios­fe­ra) sino que ne­ce­si­tan de la ayu­da hu­ma­na. El 99 por cien­to de la pro­duc­ción mun­dial se ge­ne­ra en Ma­da­gas­car y so­lo un uno por cien­to de la vai­ni­lla que se con­su­me en el mun­do es au­tén­ti­ca (y no un su­ce­dá­neo sin­té­ti­co). ¿A quién se le ocu­rri­ría, pues, em­plear una ma­te­ria pri­ma tan es­ca­sa, tan re­mo­ta y tan di­fí­cil de pro­du­cir co­mo ba­se de un tra­ta­mien­to cos­mé­ti­co? Pa­re­ce idea de un al­qui­mis­ta, pe­ro el mé­ri­to hay que atri­buír­se­lo al la­bo­ra­to­rio de In­ves­ti­ga­ción y De­sa­rro­llo de

, que en Cha­nel Beauté su úl­ti­mo lan­za­mien­to cos­mé­ti­co — el sé­rum

— em­plea Su­bli­ma­ge L’Ex­trait aceite con­cen­tra­do de vai­ni­lla pla­ni­fo­lia. ¿La jus­ti­fi­ca­ción? Los ex­per­tos en der­ma­to­lo­gía y quí­mi­ca de la do­ble C ase­gu­ran ha­ber des­cu­bier­to que el aceite esen­cial de es­te fru­to, que cul­ti­van en sus pro­pias plan­ta­cio­nes de la is­la afri­ca­na, re­ge­ne­ra la epi­der­mis mien­tras las cé­lu­las ma­dre de las hojas ac­ti­van la re­pa­ra­ción cu­tá­nea. ¿Quién iba a de­cir­le a los ma­gos de la Edad Me­dia que la pie­dra fi­lo­so­fal era un ve­ge­tal?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.