Al­ber­to MAN­GUEL

Sa­lió­deBue­no­sAi­res en1969de­ci­di­do a re­co­rrer el­mun­do: Is­rael, In­gla­te­rra, Ita­lia, Tahi­tí, Ca­na­dá, Nue­vaYork… Hoy, es­te pro­lí ico au­tor (que es­cri­be enin­glés) re­gre­sa a su­país tras ser­nom­bra­do­di­rec­tor­de laBi­blio­te­caNa­cio­na­lAr­gen­ti­na.

Vanity Fair (Spain) - - VANITY SHOW -

¿Cuál es su idea de la fe­li­ci­dad per­fec­ta? Un es­ta­do de fe­li­ci­dad im­per­fec­ta que nos per­mi­te es­pe­rar ser un día más fe­li­ces que aho­ra.

¿Cuál es su ma­yor mie­do? Pen­sar y no po­der co­mu­ni­car mis pen­sa­mien­tos, co­mo aquel poe­ta ro­mano a quien Ca­lí­gu­la le cor­tó la len­gua y los ten­do­nes de los bra­zos. ¿Con qué fi­gu­ra his­tó­ri­ca se iden­ti­fi­ca más? Con el Uli­ses de Dan­te, quien al fi­nal de sus pe­ri­pe­cias rehú­sa a vol­ver a ca­sa y em­pren­de un via­je más. ¿Cuál es la per­so­na vi­va a

la que más ad­mi­ra? No sé su nom­bre, pe­ro tra­ba­ja en los cam­pos de re­fu­gia­dos si­rios, en los hos­pi­ta­les de Pa­les­ti­na, en los

ba­rrios más po­bres de Hai­tí. ¿Qué ras­go de­plo­ra más de sí mis­mo?

El pen­sa­mien­to des­or­de­na­do. ¿Qué es lo que más de­plo­ra en otros?

La fal­ta de ge­ne­ro­si­dad. ¿Qué es lo que más va­lo­ra de sus ami­gos?

El ar­te de la con­ver­sa­ción. ¿Qué pa­la­bras o fra­ses son las que más usa? Una fra­se de Ste­ven­son: “Nues­tra

mi­sión en la vida no es te­ner éxi­to sino con­ti­nuar fra­ca­san­do

con el me­jor de los áni­mos”. ¿Cuál con­si­de­ra la vir­tud más so­bre­es­ti­ma­da?

La re­sig­na­ción. ¿En qué oca­sio­nes mien­te? Cuan­do la ver­dad pue­de ha­cer

da­ño inú­til­men­te. ¿Cuál es su ca­rac­te­rís­ti­ca más mar­ca­da?

La fe­li­ci­dad. ¿Cuál es su ma­yor pe­sar?

Sa­ber que no de­jo a mis nie­tas un mun­do me­jor.

¿Qué o quién es el amor de su vida? La per­so­na con la que vi­vo ha­ce ca­si trein­ta años. ¿Cuán­do y dón­de fue más fe­liz? En la sa­la de es­pe­ra del hos­pi­tal don­de na­ció mi pri­me­ra hi­ja. Si pu­die­ra cam­biar una co­sa de sí mis­mo, ¿qué se­ría? El atro­pe­lla­dor de­seo de que­rer in­ter­ve­nir en todo. ¿Cuál con­si­de­ra que es su ma­yor lo­gro? Ha­ber en­cen­di­do en al­gu­nas per­so­nas el amor por la lec­tu­ra. ¿Cuál es su te­so­ro más pre­cia­do? Mi pe­rra. ¿Qué con­si­de­ra lo más pro­fun­do de la mi­se­ria? Ima­gi­nar que no es po­si­ble sa­lir de ella. ¿Dón­de le gus­ta­ría vi­vir? En Ve­ne­cia. ¿Cuál es su ma­yor ex­tra­va­gan­cia? Com­prar un li­bro que es­tá más allá de mi pre­su­pues­to. ¿Qué cua­li­dad apre­cia más en un hom­bre? La ge­ne­ro­si­dad. ¿Qué cua­li­dad apre­cia más en una mu­jer? La ge­ne­ro­si­dad. ¿Quie­nes son sus es­cri­to­res fa­vo­ri­tos? Dan­te, Le­wis Ca­rroll, Cer­van­tes, Mon­taig­ne. ¿Quie­nes son sus hé­roes en la vida real? El pró­cer ar­gen­tino Ma­riano Moreno, Os­car Wil­de des­pués de su con­de­na, la es­cri­to­ra Na­dezh­da Man­dels­tam en la Ru­sia de Sta­lin. ¿Cuál es su le­ma? No ten­go un le­ma: los le­mas pro­mue­ven la ha­ra­ga­ne­ría del pen­sa­mien­to. ¿Cuál es su es­ta­do men­tal ac­tual? Dis­traí­do. Si pu­die­ra ele­gir có­mo re­en­car­nar­se, ¿qué co­sa/ani­mal/per­so­na ele­gi­ría? A mi pe­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.