El Bri­llo de la Pun­tua­li­dad

LA MA­NU­FAC­TU­RA MÁS VIR­TUO­SA DEL MUN­DO IN­COR­PO­RA UNA NUE­VA “AL­TA AR­TE­SA­NÍA” A SU CA­TÁ­LO­GO DE ESPECIALIDADES

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – R. P.

abri­car un reloj con 142 dia­man­tes en­gas­ta­dos en el bi­sel y que aun así el mo­de­lo en cues­tión si­ga los prin­ci­pios­mi­ni­ma­lis­tas de la

es una proe­za que no es­tá al al­can­ce Bauhaus de cual­quier­ma­nu­fac­tu­ra. Una hi­le­ra de dia­man­tes siem­pre da un to­que lu­jo­so a un reloj, pe­ro in­cor­po­rar las pie­dras pre­cio­sas sin que el re­sul­ta­do sea de­ma­sia­do os­ten­to­so es al­go en lo que es especialista.

Pa­tek Philippe Y en el ca­so del es un man­da­mien­to:

Ca­la­tra­va se tra­ta de uno de los bu­ques in­sig­nia de la ca­sa, fue ori­gi­nal­men­te di­se­ña­do en 1932 y re­pre­sen­ta la su­bli­ma­ción de los prin­ci­pios de pu­re­za de lí­neas y ele­gan­cia dis­cre­ta que ca­rac­te­ri­za­ron a las gran­des van­guar­dias eu­ro­peas del si­glo pa­sa­do. Los ac­tua­les pro­pie­ta­rios de la com­pa­ñía, la , lo

fa­mi­lia Stern con­vir­tie­ron en un best se­ller enEs­ta­do­sU­ni­dos a lo lar­go de los años trein­ta y cua­ren­ta. Trai­cio­nar su es­pí­ri­tu se­ría fal­ta gra­ve pa­ra la co­mu­ni­dad de co­lec­cio­nis­tas que apre­cian su pre­ci­sión, su li­ge­re­za y su fia­bi­li­dad. Ya la in­cor­po­ra­ción de ele­men­tos “fe­me­ni­nos” a la quin­tae­sen­cia del reloj de pul­se­ra re­don­do fue un re­to cuan­do se hi­zo la pri­me­ra ver­sión de mu­jer de es­te clá­si­co, que nun­ca ha re­nun­cia­do a nin­gu­na de sus pres­ta­cio­nes “in­ter­nas”. Pe­ro es­ta vez es el en­gas­ta­do el pro­ta­go­nis­ta. La ma­nu­fac­tu­ra ha he­cho un es­fuer­zo es­pe­cial­men­te re­se­ña­ble por in­te­grar ca­da dia­man­te en el oro ro­sa del nue­vo mo­de­lo de Ca­la­tra­va, el 7200/200Rcon una téc­ni­ca no­ve­do­sa y ex­clu­si­va, el flam­me. La pul­se­ra, de piel de co­co­dri­lo con es­ca­mas cua­dra­das y co­si­da a mano, tie­ne un cie­rre de he­bi­lla en­gas­ta­do con 26 dia­man­tes. La pun­tua­li­dad bri­lla por su pre­sen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.