A-Trac­ción To­tal

UNA NUE­VA EXPERIENCIA DE CON­DUC­CIÓN EX­TRE­MA(DAMENTE CÓ­MO­DA). SUBA Y ARRAN­QUE

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – R. P.

Cuan­do pre­sen­tó al mundo el pri­mer

Au­di co­che con trac­ción a las cua­tro rue­das, el

, lo hi­zo en ra­llies. En el deMon­te­car­lo Quat­tro de 1981 el mo­de­lo de­jó al pú­bli­co ató­ni­to con su ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a te­rre­nos im­po­si­bles. Se con­vir­tió en un mi­to de la con­duc­ción ex­tre­ma, así que ¿quién po­día ima­gi­nar que aca­ba­ría por do­mes­ti­car­se y ser un­vehícu­lodes­ti­na­do a fa­mi­lias via­je­ras? El fa­bri­can­te ale­mán lo vio cla­ro cuan­do se dio cuen­ta­de que se le po­día aña­dir un­ma­le­te­ro es­pa­cio­so. So­loha­bía­que ar­gu­men­tar­le al gran­pú­bli­co­que la ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a los te­rre­nos lo con­ver­tía en el co­che más se­gu­ro del­mer­ca­do pa­ra que fue­ran un éxi­to. Y lo fue­ron.

Con el cam­bio de­mi­le­nio, la ca­te­go­ría evo­lu­cio­nó ha­cia una nue­va cla­se: el to­do­ca­mino o SUV. Y tam­bién Au­di se adap­tó a ello: creó el , un Quat­tro con as­pec­to de ran­che­ra, que en

Q5 la úl­ti­ma dé­ca­da ha si­do el más ven­di­do de su seg­men­to. ¿Por qué tan­to éxi­to? Por­que per­mi­tía a los ca­be­zas de fa­mi­lia más via­je­ros se­guir pre­su­mien­do de un es­pí­ri­tu de com­pe­ti­ción. Los nue­vos Q5 van un pa­so más allá, ha­cien­do que el vehícu­lo sea, ade­más, in­te­li­gen­te: su or­de­na­dor cen­tral cal­cu­la las me­jo­res ru­tas, op­ti­mi­za el con­su­mo de ga­so­li­na, im­pi­de sa­lir­se de la ca­rre­te­ra, avi­sa de los pe­li­gros de co­li­sión, ayu­da a apar­car y has­ta re­co­no­ce las se­ña­les de trá­fi­co gra­cias a una cá­ma­ra. Bien­ve­ni­dos al fu­tu­ro.

Ri­ta Hay­worth y Quen­tin Crisp: pa­sa­do y fu­tu­ro en una fo­to de 1941.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.