DE­TRÁS DEL PO­DER

Ma­ne­jan las agen­das de las per­so­na­li­da­des más re­le­van­tes del país, pe­ro son gran­des des­co­no­ci­das pa­ra el gran pú­bli­co. Les po­ne­mos ca­ra y ana­li­za­mos su la­bor.

Vanity Fair (Spain) - - CONTENTS - – P. S.

Ma­ne­jan las agen­das de las per­so­na­li­da­des más re­le­van­tes del país. Así son to­das las mu­je­res de la Pre­si­den­cia.

Es­tán a la som­bra, aun­que por sus ma­nos pa­san las cues­tio­nes cla­ve de la ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do, de la que co­no­cen to­dos sus se­cre­tos. Sor­tean cri­sis ins­ti­tu­cio­na­les —las peo­res, las sa­ni­ta­rias, nos cuen­ta una de ellas— e in­flu­yen en la ima­gen pú­bli­ca de mi­nis­tras, pre­si­den­tas y vi­ce­pre­si­den­tas del Go­bierno. Así son las di­rec­to­ras de Co­mu­ni­ca­ción y je­fas de Ga­bi­ne­te de las po­lí­ti­cas más po­de­ro­sas de Es­pa­ña.

1 MARÍA DO­LO­RES DE COS­PE­DAL E ISA­BEL GIL L LOVERA .

La di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­ción de la mi­nis­tra de De­fen­sa tra­ba­ja con María Do­lo­res de Cos­pe­dal des­de 2012, cuan­do la se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Par­ti­do Po­pu­lar y pre­si­den­ta del PP en Cas­ti­lla-La Man­cha la nom­bró su je­fa de pren­sa. En cuan­to to­mó po­se­sión de su car­go en De­fen­sa, Cos­pe­dal con­fir­mó su con­fian­za en es­ta pe­rio­dis­ta de Logroño que lle­gó a su equi­po pre­ce­di­da por una lar­ga tra­yec­to­ria en dia­rios eco­nó­mi­cos y fi­nan­cie­ros ( El Eco­no­mis­ta y La Gaceta de los Ne­go­cios) y en co­mu­ni­ca­ción cor­po­ra­ti­va (Ban­ca­ja y Ban­kia). Fuen­tes del PP des­ta­can “su dis­cre­ción y su leal­tad”. Su des­em­bar­co en el Mi­nis­te­rio, a prin­ci­pios de año, coin­ci­dió con la cri­sis me­diá­ti­ca del Yak- 42 que se zan­jó con la dis­cul­pa de Cos­pe­dal a las víc­ti­mas por el ac­ci­den­te, ocu­rri­do en 2003 du­ran­te el Go­bierno de Az­nar y con Fe­de­ri­co Tri­llo al fren­te de De­fen­sa.

2 CRIS­TI­NA CI­FUEN­TES Y MA­RI­SA GON­ZÁ­LEZ CA­SA­DO.

Los me­dios la se­ña­lan co­mo la me­jor dir­com de Es­pa­ña. “Una gran­de de la co­mu­ni­ca­ción que ha­ce po­lí­ti­ca”, des­li­za una fuen­te. Ella re­su­me así su pa­pel: “Lo im­por­tan­te es pre­sen­tar al per­so­na­je tal cual es. Al me­nos, eso pre­ten­do”. Lo lo­gró con Al­ber­to Ruiz- Ga­llar­dón, con quien tra­ba­jó en­tre 1995 y 2011 (has­ta que es­te ocu­pó el car­go de mi­nis­tro de Jus­ti­cia), y lo ha­ce con Cris­ti­na Ci­fuen­tes, “una fi­gu­ra muy in­tere­san­te, con quien te iden­ti­fi­cas fá­cil­men­te”. Li­cen­cia­da en Pe­rio­dis­mo, se­pa­ra­da y ma­dre de tres hi­jos, co­no­ció a la pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid cuan­do era ase­so­ra par­la­men­ta­ria de Ga­llar­dón. “So­mos, an­te to­do, ami­gas —ad­mi­te—. Pe­ro si dis­cre­po, se lo di­go”. Cuan­do le pre­gun­tan dón­de le gus­ta­ría ver a Ci­fuen­tes, res­pon­de: “Don­de es­tá aho­ra. En la vi­da, lo más im­por­tan­te es dis­fru­tar lo que tie­nes en el mo­men­to. No ca­brear­se. An­tes, con las ma­yo­rías ab­so­lu­tas, la po­lí­ti­ca era dis­tin­ta. Aho­ra, un día es­tás… y al si­guien­te no”.

3 SO­RA­YA SÁENZ DE SAN­TA­MA­RÍA Y MARÍA GONZ ÁL EZ P ICO.

La di­rec­to­ra de Ga­bi­ne­te de la Vi­ce­pre­si­den­cia acom­pa­ña a So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría a la te­le­vi­sión, ya sea pa­ra par­ti­ci­par en un de­ba­te elec­to­ral o en El hor­mi­gue­ro. Si es pre­ci­so, bai­la se­vi­lla­nas con ella —re­cuer­den aquel ví­deo de la Fe­ria de Abril del año 2015—. Li­cen­cia­da en Pe­rio­dis­mo y más­ter en Li­de­raz­go en la Ges­tión Pú­bli­ca, María Gon­zá­lez Pi­co co­men­zó su ca­rre­ra co­mo pe­rio­dis­ta en On­da Ce­ro, en Bur­gos, don­de ejer­ció co­mo sub­di­rec­to­ra de in­for­ma­ti­vos has­ta 1996. Du­ran­te la pri­me­ra le­gis­la­tu­ra de Az­nar fue coor­di­na­do­ra del ga­bi­ne­te de pren­sa del PP en el Se­na­do y di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­ción del pre­si­den­te na­cio­nal de Nue­vas Ge­ne­ra­cio­nes. En la se­gun­da le­gis­la­tu­ra dio el sal­to al Mi­nis­te­rio de Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas y, des­pués del des­ca­la­bro elec­to­ral de 2004, re­ca­ló en Gé­no­va, don­de co­no­ció a San­ta­ma­ría. Lle­van jun­tas des­de que So­ra­ya fue de­sig­na­da por­ta­voz del Go­bierno en 2008. Es su mano de­re­cha y, cuen­tan, la ar­tí­fi­ce de su cam­bio de ima­gen.

(1) Isa­bel Gil, di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­ción de Mª Do­lo­res de Cos­pe­dal. (2) Ma­ri­sa Gon­zá­lez, je­fa de pren­sa de Cris­ti­na Ci­fuen­tes. (3) María Gon­zá­lez Pi­co, nú­me­ro dos de So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.