DE VI­LLE­NA

Ja­vier Ma­rías, mo­nar­ca del Reino de Re­don­da, lo nom­bró en 1999 Du­ke of Mal­mun­do. El poe­ta, que ad­mi­ra to­do lo ex­tra­va­gan­te y re­cu­rre a la men­ti­ra cuan­do se con­vier­te en ver­dad ín­ti­ma, pu­bli­ca la se­gun­da par­te de sus me­mo­rias, ‘Do­ra­dos días de sol y no­che’

Vanity Fair (Spain) - - VANITY SHOW -

¿Cuál es su idea de fe­li­ci­dad per­fec­ta? Una ca­sa ais­la­da con pis­ci­na y jar­dín y hol­gu­ra pa­ra una bue­na bi­blio­te­ca. Al­go fá­cil o di­fí­cil, se­gún las cir­cuns­tan­cias. ¿Cuál es su ma­yor mie­do? El mie­do mis­mo. El mie­do a tan­tos des­arre­glos de la vi­da. ¿Cuál es el ras­go que más le des­agra­da de sí mis­mo? Cier­ta pe­re­za o des­dén ha­cia lo co­ti­diano del vi­vir, pro­pio de quien es­tu­vo mu­chos años so­bre­pro­te­gi­do. ¿Qué es lo que más de­plo­ra en otros? La usu­ra, la ava­ri­cia, el egoís­mo fe­roz, la des­leal­tad amis­to­sa. ¿Quién es la per­so­na vi­va a la que más ad­mi­ra? Ad­mi­ro más a mu­chos muer­tos. La muer­te ter­mi­na la­van­do (si el ca­so va­le) las im­pu­re­zas de la vi­da. ¿Cuál es su ma­yor ex­tra­va­gan­cia? Ad­mi­rar to­do lo ex­tra­va­gan­te. ¿Cuál es su es­ta­do de áni­mo ac­tual? Du­bi­ta­ti­vo. Me­dro­so. ¿Cuál con­si­de­ra la vir­tud más so­bre­va­lo­ra­da? La ad­qui­si­ción de ri­que­za. A me­nu­do tan su­cia­men­te con­se­gui­da. ¿En qué oca­sio­nes re­cu­rre a la men­ti­ra? En las que la men­ti­ra se vuel­ve ver­dad ín­ti­ma. ¿Qué es lo que me­nos le gus­ta de su as­pec­to? El ir­me ha­cien­do vie­jo… ¿Qué per­so­na vi­va le ins­pi­ra más des­pre­cio? Los políticos na­cio­na­lis­tas y fa­ná­ti­cos. ¿Cuál es la cua­li­dad que más le gus­ta en un hom­bre? La be­lle­za. ¿Cuál es la cua­li­dad que más le gus­ta en una mu­jer? La ter­nu­ra. ¿Qué es lo que me­nos le gus­ta en el mun­do? El mun­do (a ve­ces muy her­mo­so) es­tá mal he­cho. Es una gu­sa­ne­ra de cruel­dad, in­jus­ti­cia y des­di­cha. ¿Qué o quién es el gran amor de su vi­da? La cul­tu­ra, mi ma­dre, la gen­te her­mo­sa y jo­ven. ¿Cuán­do y dón­de fue más fe­liz? No­ches y ve­ra­nos de 1980. ¿Qué ta­len­to le gus­ta­ría te­ner? En Es­pa­ña me gus­ta­ría sa­ber adu­lar. Son los su­mi­sos adu­la­do­res los que triun­fan pron­to. Si pu­die­ra cam­biar una úni­ca co­sa de us­ted, ¿qué ele­gi­ría? Ha­ber te­ni­do ma­yor sen­ti­do prác­ti­co. Lo des­de­ñé siem­pre. ¿Cuál con­si­de­ra que es su gran lo­gro? Ha­ber rea­li­za­do mu­cho de lo que que­ría rea­li­zar in­te­lec­tual­men­te. Si pu­die­ra re­en­car­nar­se en otra per­so­na o co­sa, ¿qué se­ría? No desea­ría re­en­car­nar­me. ¿Dón­de le gus­ta­ría vi­vir? He vi­vi­do en Ma­drid y en Pa­rís. Aho­ra qui­sie­ra vi­vir (con di­ne­ro) en Co­lom­bia. ¿Cuál es su bien más pre­cia­do? Ser li­bre, ha­cer lo que quie­ras ha­cer, no de­pen­der eco­nó­mi­ca­men­te de na­die. ¿Cuál es pa­ra us­ted la má­xi­ma ex­pre­sión de la mi­se­ria? La so­le­dad atroz de los sin­te­cho. ¿Cuál es su pa­sa­tiem­po fa­vo­ri­to? Leer, char­lar y, aho­ra, cha­tear por In­ter­net, aun­que a me­nu­do es una dis­trac­ción ton­ta. ¿Cuál es su ras­go más ca­rac­te­rís­ti­co? El in­di­vi­dua­lis­mo. Aun­que va­lo­ro mu­cho la amis­tad, tan es­ca­sa. ¿Quié­nes son sus es­cri­to­res fa­vo­ri­tos? Mu­chos. Proust, Pound, Cer­nu­da… In­sis­to: mu­chos. ¿Có­mo le gus­ta­ría mo­rir? En paz, tran­qui­lo, se­da­do. Creo en la eu­ta­na­sia. ¿Cuál es su le­ma? “Un vano de­si­de­rio della Be­llez­za an­ti­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.