Mons­truo­gra­fía

LAS CRIA­TU­RAS MÁS INOLVIDABLES DEL CI­NE DE GUI­LLER­MO DEL TO­RO

Vanity Fair (Spain) - - CINE -

‘CRONOS’ ( 1993) EL ES­CA­RA­BA­JO DE ORO

En su de­but, Del To­ro no ocul­tó que era un gran ad­mi­ra­dor de Ed­gar Allan Poe, y el codiciado in­sec­to que con­de­na­ba a su mu­so Fe­de­ri­co Lup­pi a (al­go pa­re­ci­do a) la vi­da eter­na pa­re­cía co­mo sa­li­do de una de las no­ve­las del es­cri­tor es­ta­dou­ni­den­se.

‘MIMIC’ ( 1997) PRÁC­TI­CA­MEN­TE HU­MANO

De nue­vo un in­sec­to, es­ta vez con as­pec­to de per­so­na. Ca­si co­mo el ver­da­de­ro mons­truo de la pe­lí­cu­la, Har­vey Weins­tein, que con­vir­tió su pri­me­ra aven­tu­ra holly­woo­dien­se en un mal sue­ño. Im­pu­so el re­par­to y cam­bió to­do lo que pu­do… me­nos el bi­cho.

‘EL ESPINAZO DEL DIA­BLO’ ( 2001) ES­PÍ­RI­TU DE PARACUELLOS

Una de las cons­tan­tes del ci­ne de Del To­ro es pro­po­ner una re­la­ción dis­tin­ta, más ama­ble, con nues­tros fan­tas­mas. Co­mo San­ti, el ni­ño muer­to de es­te or­fa­na­to de la pos­gue­rra es­pa­ño­la. Hay que per­der­les el mie­do, por­que so­lo desean ayu­dar.

‘HELLBOY’ ( 2004) ES­TE CHI­CO ES EL DEMONIO

Al hi­jo bueno de Sa­ta­nás le gus­ta­ba fu­mar pu­ros, vi­vía ro­dea­do de ga­ti­tos y, a pe­sar de su im­po­nen­te as­pec­to, no era más que un ado­les­cen­te enamo­ra­do. El per­so­na­je de có­mic crea­do por Mi­ke Mig­no­la se hi­zo car­ne ro­ja en una adap­ta­ción im­ba­ti­ble.

‘EL LABERINTO DEL FAUNO’ ( 2006) EN EL PAÍS DE LAS PE­SA­DI­LLAS

Cuan­do los mons­truos do­mi­na­ban Es­pa­ña, la ni­ña Ofe­lia en­con­tró en la fan­ta­sía uno que la ayu­dó a eva­dir­se de la reali­dad ne­gra de la Gue­rra Ci­vil. Los cuer­nos y el lá­tex ocul­ta­ban a Doug Jo­nes, el hom­bre an­fi­bio de La for­ma del agua.

‘PACIFIC RIM’ ( 2013) GRAN­DE, FUER­TE Y ORIENTAL

La ba­ta­lla co­lo­sal en­tre hu­ma­nos a bor­do de ro­bots con­tra bi­chos del ta­ma­ño de God­zi­lla la ga­na­ron los pri­me­ros, pe­ro, por el mi­mo con el que Del To­ro di­se­ñó a los se­gun­dos, cual­quie­ra di­ría que desea­ba que triun­fa­sen los mons­truos más ma­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.