ANTONIO DE LA TO­RRE

Es el ac­tor más no­mi­na­do al Go­ya: 11 can­di­da­tu­ras en 11 años. Lo ga­nó a la pri­me­ra y to­do apun­ta a que con­se­gui­rá otro por su úl­ti­ma pe­lí­cu­la, ‘El reino’, de Rodrigo So­ro­go­yen.

Vanity Fair (Spain) - - CINE - – JUAN SAN­GUINO

TEN­GO LA TEO­RÍA DE QUE MIS PA­PE­LES TIE­NEN MU­CHO QUE VER CON EL PE­RIO­DIS­MO

Por de­for­ma­ción pro­fe­sio­nal, se pa­sa las en­tre­vis­tas pen­san­do en cuál se­rá el ti­tu­lar. Antonio de la To­rre (Má­la­ga, 1968) tra­ba­jó co­mo pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo en Ca­nal Sur y hoy pro­ta­go­ni­za el chis­te re­cu­rren­te de que sa­le en to­das las pe­lí­cu­las es­pa­ño­las. “Un ac­tor no es una máquina de Co­ca-Co­la, es ha­cer lo que tie­nes que ha­cer, donde lo tie­nes que ha­cer y cuan­do lo tie­nes que ha­cer”, ex­pli­ca. Y ha vuel­to a ha­cer­lo en ‘El reino’, donde in­ter­pre­ta a un po­lí­ti­co co­rrup­to. ¿Ba­sa­do en he­chos reales? HA EN­CON­TRA­DO L A HU­MA­NI­DAD EN EL CO­RRUP­TO “Yo le de­cía al di­rec­tor que cui­da­do con ha­cer a los per­so­na­jes ma­lo­tes. Tú nun­ca puedes juz­gar a tu per­so­na­je y has­ta los ma­yo­res cri­mi­na­les de la historia siem­pre han te­ni­do a al­guien de su en­torno que de­cía que eran ma­ra­vi­llo­sos”. SI FUE­RA PO­LÍ­TI­CO, SE­RÍA UNO EM­PÁ­TI­CO “Me pon­dría en el lu­gar del otro. Tu­ve mu­cho tiempo de tuit fi­ja­do una fra­se de Pe­pe Mu­ji­ca: ‘El odio es an­ti­po­lí­ti­co’. Co­mo en la vi­da, la po­lí­ti­ca con­sis­te en no per­der la ca­pa­ci­dad de re­nun­ciar”. SE SI­GUE SINT IEN­DO PE­RIO­DIS TA “Ten­go la teo­ría de que mis pa­pe­les tie­nen mu­cho que ver con el pe­rio­dis­mo. El pe­rio­dis­ta cuen­ta his­to­rias en ter­ce­ra per­so­na y el ac­tor en pri­me­ra per­so­na. Y siem­pre se tra­ta de en­con­trar la ver­dad”. NO L E GUS T Ó ‘ MUL­HOL L AND DRI­VE ’ “Me ob­se­sio­na la cre­di­bi­li­dad en el cine. Por eso esa pe­lí­cu­la me irri­tó, sen­ta­ba las ba­ses del jue­go, pe­ro lue­go se las sal­ta­ba”. CON DOS FIL­MES AL AÑO LE BAS­TA “Se ha­cen unas 100 pe­lí­cu­las al año en Es­pa­ña, de las cua­les 10 o 15 tie­nen vi­si­bi­li­dad; por for­tu­na al­gu­nas de las que yo ha­go es­tán en­tre ellas. Y lue­go es­tá mi fa­mi­lia, quie­ro pa­sar tiempo con ella”. CRE E QUE E L C INE S IEM­PRE E S UN RIE SGO “Cuan­do me man­da­ron el guion de Ba­la­da tris­te de trom­pe­ta, yo no pen­sa­ba que íba­mos a ir a Ve­ne­cia; no sa­bes có­mo aplau­día Ta­ran­tino. Te lle­vas sor­pre­sas”. T IE­NE EL GO­YA JUNT O A UNA ME­DAL L A “De la ma­ra­tón de Se­vi­lla, que di­cen que es de las me­jo­res del mun­do por­que se co­rre en fe­bre­ro, con 14 gra­dos, y to­da la ciu­dad es lla­na. Te dan una me­da­lla so­lo por aca­bar­la”. SIEM­PRE SIN­TIÓ QUE LLE­GA­RÍA LE JOS “To­dos los ac­to­res nos cree­mos que podemos te­ner una ca­rre­ra co­mo la que yo he aca­ba­do te­nien­do y que es nuestro de­re­cho, pe­ro en 1997 sen­tí que no lo iba a con­se­guir. No que­ría vi­vir así, con esa an­gus­tia, no po­día más. Madrid me pa­re­cía un in­fierno, una ciu­dad de so­le­dad y fra­ca­so. Fue una cri­sis muy pro­fun­da”. DOR­MÍA EN EL SO­FÁ DE AL­BER­TO SAN JUAN “Vol­ví a Ca­nal Sur y le di­je a mi re­pre­sen­tan­te que si sa­lía al­go, me avi­sa­ra con un par de días pa­ra cam­biar el turno”. SU CA­RA CO­RRIEN­TE LE HA DA­DO L A FA­MA “Mi ca­ra no tie­ne en­can­to, ni de­ja de tenerlo. Ro­dé Po­nien­te, que no tu­vo mu­cha vi­si­bi­li­dad pe­ro Daniel Sánchez Aré­va­lo la vio y me di­jo que bus­ca­ba un tío con el ros­tro nor­mal pa­ra su cor­to Pro­fi­la­xis”. DANIEL SÁNCHEZ ARÉ­VA­LO LE CAM­BIÓ LA VI­DA. “Me di­jo que na­die ha­bía es­cri­to un pa­pel a la al­tu­ra de mi talento, así que me es­cri­bió el de Azu­lOs­cu­roCa­siNe­gro, que se lla­ma­ba Antonio”. [De la To­rre ga­nó un Go­ya por ese per­so­na­je]. EN­GOR­DÓ 33 KI­LOS PA­RA ‘ GOR­DOS’. “Me que­da­ron es­trías, pe­ro cuan­do me mi­ro al es­pe­jo no me fi­jo. Yo ten­go cier­to ca­rác­ter com­pul­si­vo, Da­ni [Sánchez Aré­va­lo] me de­cía que sa­bía que lo iba a con­se­guir por­que me co­mía los ape­ri­ti­vos en los ba­res con an­sia”. EL GUION DE ‘ LOS AMANTES PA­SA JE­ROS’ LE PA­RE­CIÓ IN­CREÍ­BLE “Co­mo Mu­je­res al bor­de de un ata­que de ner­vios pe­ro en un avión. Hay que mi­rar la ca­rre­ra de Al­mo­dó­var con glo­ba­li­dad, ha­cer de ca­da pe­li una pu­ta ge­nia­li­dad es muy di­fí­cil. Igual que­ría re­cu­pe­rar un es­pí­ri­tu de los ochen­ta que él ya no te­nía, por­que yo tam­po­co soy el mis­mo que cuan­do te­nía 20 años”. LE ‘ HAC­KEA­RON’ L A CUEN­TA DE TWIT TER. “Me gus­ta co­mo ti­me­li­ne de no­ti­cias, co­mo si fue­ra una agen­cia, pe­ro a ve­ces me he me­ti­do en al­gún jar­dín que la­men­to por las for­mas. Me hac­kea­ron la cuen­ta y se me han bo­rra­do to­dos los tuits de 2013 en adelante, con lo cual ya pue­do ser mi­nis­tro”. NO SA­BE ADI V INAR CUÁL SE­RÁ EL T I TUL AR DE ES TA EN­TRE VIS TA “Hos­tia, no me pa­re­ce que ha­ya di­cho nada es­pe­cial­men­te bri­llan­te. ¿Tú ya lo tie­nes pen­sa­do?”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.