Com­pi­yo­gui pre­fie­re los pan­ta­lo­nes a la fal­da

Vanity Fair (Spain) - - ZOOM -

En abril de 2018, Neue Post, una re­vis­ta del co­ra­zón ale­ma­na, pu­bli­có que el di­vor­cio en­tre el rey Fe­li­pe y la rei­na Le­ti­zia era in­mi­nen­te. Es­ta no­ti­cia era la con­ti­nua­ción de la cu­rio­si­dad global so­bre la es­ca­ra­mu­za, o lo que se po­dría de­no­mi­nar “fa­llo de pro­to­co­lo”, que tu­vo lu­gar en­tre Le­ti­zia y la rei­na emé­ri­ta en la mi­sa de Pas­cua. La historia del di­vor­cio era una fa­ke news, pe­ro, co­mo to­dos los ru­mo­res, re­fle­ja­ba una reali­dad ba­jo la su­per­fi­cie: la mu­jer que fue una vez Le­ti­zia Ortiz tie­ne, aho­ra que es rei­na, so­lo un pre­ca­rio asi­de­ro en los afec­tos de la opinión pú­bli­ca.

Lo que te­ne­mos aquí no es la sim­ple, vul­gar y apro­ve­cha­da in­tru­sión en lo que po­dría ser o no un ma­tri­mo­nio con pro­ble­mas, sino un es­tu­dio de lo que ocu­rre a la mo­nar­quía mo­der­na: es­tá si­tua­da en­tre un te­dio­so de­sier­to de irre­le­van­cia y una di­fí­cil cri­sis con­ti­nua de es­cán­da­lo y des­alien­to.

Le­ti­zia siem­pre ha pro­vo­ca­do co­men­ta­rios hos­ti­les: “Pre­fie­re los pan­ta­lo­nes a la fal­da”, de­cían. Pe­ro igual que Fe­li­pe rehu­só a ca­sar­se con una obe­dien­te prin­ce­sa ca­tó­li­ca, Le­ti­zia de­ci­dió no ser ser­vil ni com­pla­cien­te —incluso to­man­do ma­las de­ci­sio­nes so­bre sus ami­gos, co­mo cuan­do se de­no­mi­nó “com­pi­yo­gui” del ban­que­ro Javier Ló­pez, con­de­na­do por el ca­so de las tar­je­tas black—.

El es­ta­tus de Le­ti­zia y sus pan­ta­lo­nes re­fle­ja el es­ta­do de la mo­nar­quía en sí mis­ma, de Es­pa­ña en sí mis­ma. Mi­ran­do ha­cia atrás, re­sul­ta apro­pia­do que su pri­me­ra ac­ti­vi­dad pú­bli­ca en so­li­ta­rio fue­ra inau­gu­rar una ex­po­si­ción de El Gre­co en El Pra­do. Es­tas fan­tas­ma­les pin­tu­ras pro­yec­tan la gra­ve­dad, belleza y os­cu­ra tur­bu­len­cia de Es­pa­ña. Igual que Le­ti­zia, El Gre­co era un out­si­der: na­ció en Cre­ta. Pe­ro tam­bién pin­tó imá­ge­nes inol­vi­da­bles. Co­mo una pro­fe­sio­nal de los me­dios, Le­ti­zia de­be­ría en­ten­der la ima­gi­ne­ría. Su al­te­za de cla­se me­dia po­dría pro­yec­tar una me­jor. �

Por S T E P HEN B AY L E Y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.