Bu­da­pest, Ru­ta del Año Liszt.

Viajar - - VIAJAR -

RU­TA DEL AÑO LISZT. El 22 de oc­tu­bre se cum­plie­ron 200 años del na­ci­mien­to de Franz Liszt. Se­guir su hue­lla por ca­lles, pla­zas y edi­fi­cios de Bu­da­pest es una ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra dis­fru­tar de una de las ca­pi­ta­les más be­llas de Eu­ro­pa. L. URI­BA­RRI

La­fi­gu­ra de Franz Liszt pre­si­de du­ran­te 2011 los prin­ci­pa­les ac­tos de Bu­da­pest, ciu­dad fa­mo­sa por sus bal­nea­rios y la ca­pi­tal más gran­de de Cen­troeu­ro­pa (con 544 km2 que al­ber­gan a 2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes). Liszt da nom­bre al ae­ro­puer­to de la ca­pi­tal y vi­vió en Bu­da­pest des­de 1877 has­ta su muer­te, en 1896, a la edad de 75 años. Los lu­ga­res aso­cia­dos al nom­bre del pia­nis­ta hún­ga­ro es­tán a lo lar­go o cer­ca de la lu­jo­sa ave­ni­da An­drássy. Aquí, en

“los Cam­pos Elí­seos de Bu­da­pest”, se en­cuen­tra el Tea­tro Na­cio­nal de la Ópe­ra , de es­ti­lo neo­rre­na­cen­tis­ta y una de las me­jo­res sa­las de con­cier­tos de Eu­ro­pa. Las es­ta­tuas de Liszt y Er­kel flan­quean la en­tra­da de es­te edi­fi­cio de 1884, que re­cuer­da mu­cho al de la Ópe­ra de Vie­na. Hay vi­si­tas guia­das en es­pa­ñol y las en­tra­das pa­ra re­pre­sen­ta­cio­nes tie­nen pre­cios ase­qui­bles, co­mo to­do en Bu­da­pest. La ca­sa mu­seo de Liszt, si­guien­te pa­ra­da, es­tá ubi­ca­da un po­co más arri­ba de la Ópe­ra, en la es­qui­na con la ca­lle Vö­rös­marty , pe­ro an­tes se pue­de vi­si­tar un mu­seo sin­gu­lar, g la Ca­sa del Te­rror , una mues­tra atí­pi­ca so­bre lo peor de la guerra orien­ta­da a la nue­va ge­ne­ra­ción de hún­ga­ros que no vi­vió aque­llos tiem­pos.

Vol­vien­do al mun­do pa­cí­fi­co de la mú­si­ca clá­si­ca, hay q que acer­car­se a la Pla­za Liszt pa­ra ad­mi­rar la fi­gu­ra es­cul­tó­ri­ca del com­po­si­tor que pre­si­de la fa­cha­da neo­rre­na­cen­tis­ta de la Aca­de­mia de Mú­si­ca

, que es sa­la de con­cier­tos y uni­ver­si­dad de mú­si­ca, fun­da­da por el pia­nis­ta y com­po­si­tor el 14 de no­viem­bre de 1875. Es se­de de la Co­lec­ción Liszt, que con­tie­ne va­rios li­bros va­lio­sos y ma­nus­cri­tos do­na­dos por el au­tor. En la ca­sa mu­seo de Liszt se con­ser­van sus pia­nos y las par­ti­tu­ras de sus úl­ti­mas com­po­si­cio­nes (www.liszt­mu­seum.hu). En la Pla­za Liszt, las te­rra­zas de los ca­fés y bis­trós son idó­neas pa­ra re­po­ner fuer­zas con un ri­co pas­tel hún­ga­ro (Bu­da­pest tam­bién es “la ciu­dad de los pos­tres”). Hay que pro­bar, al me­nos, el Es­ter­hazy y el Do­bos.

Me­re­ce la pe­na se­guir la ele­gan­te ave­ni­da An­drássy, que aglu­ti­na los ico­nos de Liszt, pa­ra desem­bo­car en la Pla­za de los Hé­roes , con las im­po­nen­tes es­cul­tu­ras de los gran­des gue­rre­ros hún­ga­ros con sus fie­ros ca­ba­llos. La pla­za es­tá flan­quea­da por el Mu­seo de Be­llas Ar­tes y el de Ar­te Mo­derno. El pri­me­ro pre­su­me de te­ner la se­gun­da co­lec­ción de obras de El Greco más im­por­tan­te del mun­do, tras la de Toledo. Y pa­sa­da la pla­za hay que acer­car­se al bal­nea­rio de Szé­chen­yi , cu­yos ba­ños se ex­ca­va­ron has­ta una pro­fun­di­dad de 1.200 me­tros en 1908; pa­sear por el con­jun­to ar­qui­tec­tó­ni­co del cas­ti­llo de Vaj­dahun­yad , que com­bi­na es­ti­los re­na­cen­tis­ta, ba­rro­co, gó­ti­co y ro­má­ni­co; y en­trar al Zoo­ló­gi­co , con 130 años de an­ti­güe­dad y con ca­sas de fie­ras úni­cas, cons­trui­das por des­ta­ca­dos ar­qui­tec­tos hún­ga­ros.

La Aca­de­mia de Mú­si­ca, se­de de la Co­lec­ción Liszt, fue fun­da­da por el au­tor en 1875

El nue­vo Ibe­ros­tar Grand Ho­tel Bu­da­pest. Arri­ba, la es­ta­tua de Franz Liszt en la Ópe­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.