Cór­do­ba, el co­ra­zón de Al-an­da­lus

Viajar - - SUR -

me­jor ma­ne­ra de co­no­cer Cór­do­ba es per­dién­do­se por sus ca­lles y pa­rán­do­se a con­tem­plar sus pa­tios cua­ja­dos de flo­res. Su mo­nu­men­to más re­pre­sen­ta­ti­vo es la Mez­qui­ta. Ab­de­rra­mán I ini­ció las obras en el año 780, cons­tru­yen­do 11 na­ves per­pen­di­cu­la­res al mu­ro al que se di­ri­ge la ora­ción o qui­bla. En tiem­pos de Adb­de­rra­mán II y de Al­ha­quén I I se hi­cie­ron al­gu­nas am­plia­cio­nes, co­mo la ca­pi­lla del mih­rab de­co­ra­da con már­mo­les, ye­se­ría y mo­sai­cos. Sus ar­que­rías en­tre­cru­za­das, sus cú­pu­las es­tre­lla­das y el es­pa­cio in­te­rior ocu­pa­do por un bos­que de co­lum­nas son al­gu­nos de sus ras­gos más des­ta­ca­bles. En su in­te­rior se guar­dan los res­tos del In­ca Gar­ci­la­so y del poe­ta Luis de Gón­go­ra.

Cer­ca de la mez­qui­ta se en­cuen­tra la Ju­de­ría y la Si­na­go­ga, cons­trui­da en el si­glo XIV. La ciu­dad po­see ade­más un in­tere­san­te pa­tri­mo­nio de igle­sias: San­ta Ma­ría, San Miguel, San Lorenzo, San Pa­blo, La Mag­da­le­na y San Ni­co­lás de la Vi­lla. Otro lu­gar que me­re­ce la pe­na vi­si­tar es el Al­cá­zar, del si­glo XIV. De la épo­ca ro­ma­na se con­ser­va el puen­te ro­mano y las mu­ra­llas, así co­mo un tem­plo del si­glo I.

A seis ki­ló­me­tros de la ciu­dad se hallan las ex­ten­sas y la­be­rín­ti­cas rui­nas de Me­di­na Azahara, ciu­dad que aco­gía el pa­la­cio ca­li­fal, ini­cia­da por Ab­de­rra­mán I I I

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.