En bus­ca de la re­ce­ta perfecta

Viajar - - LABRÚJULA -

[

En

la épo­ca en que el ac­tor Pa­co Mar­tí­nez So­ria ha­cía fu­ror en los ci­nes es­pa­ño­les se de­cía que a los hom­bres se les con­quis­ta­ba por el es­tó­ma­go. Afor­tu­na­da­men­te, la so­cie­dad ha cam­bia­do y los ro­les ya no res­pon­den a mo­de­los tan se­xis­tas: en la ac­tua­li­dad ni hom­bres ni mu­je­res tie­nen tiem­po de co­ci­nar. Sin em­bar­go, la gas­tro­no­mía se ha con­ver­ti­do en un fe­nó­meno cul­tu­ral y eco­nó­mi­co que aca­pa­ra ti­tu­la­res en los pe­rió­di­cos y mi­nu­tos en ra­dio y televisión. El mun­do de los via­jes no vi­ve ajeno a es­te boom.

Antes de co­ger el avión, el tu­ris­ta del si­glo XXI no du­da en do­cu­men­tar­se con­ve­nien­te­men­te acer­ca de la gas­tro­no­mía de su des­tino y de los res­tau­ran­tes que me­re­ce la pe­na vi­si­tar. En­tre el cre­cien­te nú­me­ro de li­bros que sa­tis­fa­cen por igual a via­je­ros y gas­tró­no­mos des­ta­ca el re­cien­te De co­mer­se el mun­do, de Án­gel Mar­tí­nez Sa­la­zar. Es­te sor­pren­den­te re­co­rri­do por la gas­tro­no­mía del pla­ne­ta cuenta con una atí­pi­ca pe­cu­lia­ri­dad: ade­más de via­jar en el es­pa­cio, lo ha­ce en el tiem­po. El au­tor reúne de una for­ma en­ci­clo­pé­di­ca nu­me­ro­sas anéc­do­tas y frag­men­tos de via­je­ros del si­glo XV al XXI. Al con­sul­tar la en­tra­da Venado, por ejem­plo, ve­mos có­mo el na­tu­ra­lis­ta es­pa­ñol Jo­sé Lon­gi­nos Mar­tí­nez Ga­rri­do des­cri­be en su Dia­rio de las ex­pe­di­cio­nes a las Ca­li­for­nias (1787) la for­ma en que los in­dios ob­tie­nen es­te

CA­VIAR Y HOR­MI­GAS, LAN­GOS­TA Y RA­TA… Lo que pa­ra un occ ci­den­tal pro­vo­ca do­lor de es­tó­ma­go, pa­ra un asiá­ti­co es “bo­ca­ta di car­di­na­le”. Gra­cias a va­rias no­ve­da­des li­te­ra­rias, el via­je­ro des­cu­bri­rá to­do un uni­ver­so de re­ce­tas. “De co­mer­se en el mun­do” es un via­je cu­li­na­rio por el pla­ne­ta a tra­vés del es­pa­cio y el tiem­po

PA­BLO FER­NÁN­DEZ ti­po de car­ne: “La ca­ce­ría la ha­cen tam­bién dis­fra­zán­do­se co­mo la hem­bra del venado, con una ca­be­za que va­cían y, pin­tán­do­se de ce­ni­za, van en los mis­mos ade­ma­nes de co­mer, re­cla­man­do al ma­cho has­ta que se acer­ca a tiro de fle­cha”. Ob­via­men­te, una obra de es­te ti­po re­co­ge in­nu­me­ra­bles pla­tos exó­ti­cos, sor­pren­den­tes y al­gu­nos… po­co ape­ti­to­sos. “Lue­go que acam­pa­mos a las tres de la tar­de, los sol­da­dos del real, en los ma­to­rra­les de él, hi­cie­ron una gran ca­ce­ría de ra­tas que co­mie­ron con de­lei­te”. Así lo con­sig­na­ba el fran­cis­cano Juan Agustín de Mor­fi en su Via­je de In­dias y Dia­rio del Nue­vo Mé­xi­co (1771).

Aun­que no to­do en es­te li­bro se li­mi­ta a ra­re­zas cu­li­na­rias (ra­re­zas des­de el pun­to de vis­ta oc­ci­den­tal), hay que re­co­no­cer que los pá­rra­fos más ju­go­sos res­pon­den a aque­llos que tras­la­dan al lec­tor a es­ce­na­rios de aven­tu­ra. “Nun­ca en­ten­dí que con la can­ti­dad de pe­ces ma­ra­vi­llo­sos de que dis­po­nen, los zo­rros vo­lan­tes les pue­dan en­can­tar tan­to a los ton­gue­ños –y a otros mu­chos is­le­ños de los Ma­res del Sur–. Todos se ha­cen len­guas de las de­li­cias de un buen mur­cié­la­go co­ci­na­do con co­co” (Luis Pan­cor­bo, Son los ma­res del Sur). Un ex­ce­len­te com­ple­men­to a es­te en­fo­que li­te­ra­rio y aventurero es El mun­do en un pla­to (El País Aguilar), una guía que re­co­rre el pla­ne­ta en bus­ca de las re­ce­tas tí­pi­cas de ca­da con­ti­nen­te. Así, si uno via­ja a Es­ta­dos Uni­dos de­be sa­ber que uno de sus pla­tos es­tre­lla es la lan­gos­ta de Mai­ne. Es­ta guía des­cu­bre có­mo y dón­de dis­fru­tar de es­te ex­qui­si­to pla­to.

re­co­ge sa­bro­sas anéc­do­tas, re­ce­tas y apun­tes bio­grá­fi­cos que re­tra­tan tan­to al au­tor de Los tres mos­que­te­ros co­mo a la so­cie­dad de la épo­ca.

Mis pe­ri­pe­cias en España Lev Trots­ki Reino de Cor­de­lia

12

En el año 1916, el po­lí­ti­co ru­so Lev Trots­ki pa­só unos me­ses en España tras ser ex­pul­sa­do de Fran­cia y Ale­ma­nia. En nues­tro país aca­bó en­car­ce­la­do en Ma­drid y, pos­te­rior­men­te, en Cá­diz, des­de don­de par­tió, des­te­rra­do, rum­bo a la ciu­dad de Nue­va York. En su cu­rio­so dia­rio mues­tra su per­cep­ción de la España de la épo­ca y evi­den­cia las di­fe­ren­cias exis­ten­tes con el res­to de Eu­ro­pa.

Blues de Tra­fal­gar Jo­sé Luis Ro­drí­guez del Co­rral Siruela

15,95

Co­mo su nom­bre su­gie­re, es­te th­ri­ller tie­ne co­mo es­ce­na­rio prin­ci­pal la cos­ta ga­di­ta­na. Cua­tro amigos que ve­ra­nean en la lo­ca­li­dad de Zaha­ra de los Atu­nes en­cuen­tran ca­sual­men­te un ali­jo de dro­ga es­con­di­do y de­ci­den apro­piár­se­lo. Años des­pués, cuan­do ocu­pan pues­tos de im­por­tan­cia en la so­cie­dad an­da­lu­za, aque­lla de­ci­sión re­gre­sa pa­ra pe­dir­les cuen­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.