Po­sa­da del Du­ra­tón

En el co­ra­zón del Parque Na­tu­ral de las Ho­ces del Du­ra­tón, en la pro­vin­cia de Se­go­via, se en­cuen­tra el Ho­tel Po­sa­da del Du­ra­tón, un es­ta­ble­ci­mien­to ru­ral con en­can­to ubi­ca­do en ple­na na­tu­ra­le­za, con una ma­ra­vi­llo­sa fau­na au­tóc­to­na.

Vivir en el Campo - - SUMARIO - TEX­TOS: PA­BLO ES­TE­LA. FO­TO­GRA­FÍAS: ARCHIVO RUS­TI­CAE.

Si­tua­da en Se­búl­cor (Se­go­via), la lo­ca­li­dad más cer­ca­na al co­ra­zón del Parque Na­tu­ral Ho­ces de Río Du­ra­tón, es­te ho­tel es al­go más que un lu­gar pa­ra alo­jar­se: un es­pa­cio úni­co en un en­torno pri­vi­le­gia­do de nues­tra geo­gra­fía. En los an­chos mu­ros de es­ta ca­sa des­can­san am­plias es­truc­tu­ras de ma­de­ras no­bles, an­ti­guas vi­gas, co­lum­nas y en­re­ja­dos de­bi­da­men­te res­tau­ra­dos. Sus ha­bi­ta­cio­nes están dis­tri­bui­das de for­ma ori­gi­nal y de­co­ra­das por Jo­sé To­var, el pro­pie­ta­rio, con el es­ti­lo es­pe­cial de los ho­te­les con en­can­to. Lla­man la aten­ción los so­la­dos que com­bi­nan ba­rro y már­mol, las bal­do­sas an­ti­guas re­cu­pe­ra­das, las ba­ran­di­llas he­chas con llan­tas de ca­rro y sus la­dri­llos dis­pues­tos en es­pi­ga. La de­co­ra­ción del ho­tel mez­cla el sa­bor de an­ta­ño que apor­tan sus mue­bles an­ti­guos con cua­dros abs­trac­tos, lám­pa­ras de es­té­ti­ca más con­tem­po­rá­nea y el uso ex­ten­si­vo del co­lor en sus paredes. Ca­da ha­bi­ta­ción tie­ne un nom­bre di­fe­ren­te que evo­ca a ca­da uno de los pa­ra­jes del Río Du­ra­tón que se atra­vie­san al na­ve­gar por sus aguas, así co­mo a otros lu­ga­res de gran sig­ni­fi­ca­do de la zo­na. En los dor­mi­to­rios se ha ac­tua­do con el cri­te­rio de que ca­da pie­za po­sea una per­so­na­li­dad di­fe­ren­cia­da. En es­te sen­ti­do al­gu­nos ca­be­ce­ros son muy es­pe­cia­les, co­mo una pie­za del zó­ca­lo del Tea­tro Juan Bra­vo de Se­go­via, en­ve­je­ci­da y tra­ta­da con pan de oro. Las nue­vas ha­bi­ta­cio­nes tie­nen in­cor­po­ra­do un ja­cuz­zi y la­va­bos de már­mol den­tro del ha­bi­tácu­lo y cuen­tan con cu­rio­si­da­des co­mo la co­lec­ción de ma­le­tas y te­lé­fo­nos an­ti­guos que to­da­vía fun­cio­na. Dos am­plios sa­lo­nes con chi­me­neas in­vi­tan al re­co­gi­mien­to y a la lec­tu­ra de nues­tro me­jor li­bro. Asi­mis­mo, una gran sa­la de reuniones equi­pa­da con te­le­vi­sión pla­na, ví­deo y dvd, pan-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.