BAL­DO­SAS HI­DRÁU­LI­CAS

Vivir en el Campo - - REFORMA EN SALAMANCA -

Los sue­los, que son de baldosa hi­dráu­li­ca, for­man di­fe­ren­tes di­bu­jos en ca­da de­pen­den­cia. Úni­ca­men­te de subs­ti­tu­yó el que ha­bía en la co­ci­na da­do que era el que es­ta­ba más de­te­rio­ra­do. La ma­de­ra es un ele­men­to muy im­por­tan­te en es­ta ca­sa pa­rro­quial de 1771, da­do que las ven­ta­nas están rea­li­za­das con con­tra­ven­ta­na de ma­de­ra. Pa­ra la cu­bier­ta se op­tó por ma­de­ra de cas­ta­ño y te­ja ára­be y pa­ra las puer­tas de ac­ce­so de ti­po cas­te­lla­na se uti­li­zó la ma­de­ra de en­ci­na de do­ble ho­ja. En el ves­tí­bu­lo se apre­cia la be­lle­za del ma­te­rial hi­dráu­li­co que, en la ac­tua­li­dad, se es­tá vol­vien­do a pro­du­cir con las mis­mas téc­ni­cas de an­ta­ño. Se pue­den en­con­trar en Pi­nar Mi­ró de Ma­drid y Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.