Jar­dín frente al mar

Es­te jar­dín es una au­tén­ti­ca obra de ar­te que se vuel­ca ha­cia la bahía cer­ca­na y cu­ya be­lle­za sólo se pue­de apre­ciar des­de la le­ja­nía. Una vi­vien­da que con­vi­ve con su en­torno e in­cor­po­ra ve­ge­ta­ción y pa­no­rá­mi­cas ha­cia el ho­ri­zon­te que con­mue­ven por su mag

Vivir en el Campo - - PAISAJE EXTERIOR - PRO­YEC­TO: ELE­NA RUIZ. FO­TO­GRA­FÍAS: JOR­DI MI­RA­LLES. TEX­TOS: ADA MAR­QUÉS.

El porche de la ca­sa, ín­te­gra­men­te re­ves­ti­do de ta­ri­mas de ma­de­ra de iro­ko ma­ci­zo, aco­ge un amplio es­pa­cio de­co­ra­do con un so­fá de gran­des di­men­sio­nes, una bu­ta­ca y una me­si­ta a con­jun­to. Da­da la im­por­tan­cia que co­bra la ve­ge­ta­ción en to­do el con­jun­to, in­clu­so la ca­sa apa­re­ce ves­ti­da con en­re­da­de­ras y tre­pa­do­ras. Las vis­tas ha­cia la bahía de Ro­ses to­man es­pe­cial im­por­tan­cia en el jar­dín, que se ha or­ga­ni­za­do en fun­ción del en­torno y del ti­po de ar­qui­tec­tu­ra del edi­fi­cio. La ve­ge­ta­ción, a ba­se de ár­bo­les co­mo pi­nos, eu­ca­lip­tos, al­cor­no­ques, kakis, ci­pre­ses y pal­me­ras; ar­bus­tos co­mo la­van­das, ro­me­ros, sal­vias y ma­dre­sel­vas; y va­rios tipos de plan­tas vi­va­ces y tre­pa­do­ras; se ha ele­gi­do ba­jo la pre­mi­sa de desa­rro­llar un jar­dín de esen­cia me­di­te­rrá­nea. Los des­ni­ve­les en el te­rreno se han sal­va­do me­dian­te es­ca­le­ras, ca­mi­nos y pa­sa­re­las de ma­de­ra. La zo­na de ba­ño, ín­te­gra­men­te ro­dea­da de cés­ped y ves­ti­da con hor­ten­sias, ge­ra­nios zo­na­les, plum­ba­gos y po­dra­ne­ras, hie­dras he­lix, gli­ci­nias, bun­ga­vi­llas y tra­chi­los­per­mums, al­cor­no­ques, y otras es­pe­cies ar­bo­la­das co­mo eu­ca­lip­tos, ley­lan­dis y mi­mo­sas, se eri­ge co­mo uno de los es­pa­cios de re­fe­ren­cia den­tro del pro­yec­to. Pre­sen­ta una for­ma irre­gu­lar que per­mi­te apro­ve­char el es­pa­cio y se ha de­co­ra­do con una tum­bo­na y una me­si­ta de ex­te­rior. Se com­ple­ta con una du­cha de ex­te­rior y lu­mi­na­rias. Da­do que equi­pa­ra a la vi­vien­da en cuan­to a im­por­tan­cia, el jar­dín es­tá con­ce­bi­do y or­ga­ni­za­do co­mo una es­tan­cia más, y pen­sa­do pa­ra ser dis­fru­ta­do du­ran­te la ma­yor par­te del año. A gran­des ras­gos, el pro­yec­to ha con­sis­ti­do en desa­rro­llar un pro­gra­ma fun­cio­nal, que trans­mi­ta un fuer­te ca­rác­ter me­di­te­rrá­neo, y que es­té com­ple­ta­men­te vol­ca­do ha­cia el ho­ri­zon­te y las vis­tas en ge­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.