AL AI­RE LI­BRE

Vivir en el Campo - - EDITORIAL - Mar­cel Be­ne­di­to, Di­rec­tor de Vi­vir en el Cam­po

Un desa­yuno en el jar­dín po­si­ble­men­te sea la me­jor for­ma de em­pe­zar el día cuan­do se dis­fru­ta de una vi­vien­da le­jos de la ciu­dad. El pai­sa­je que de­co­ra el co­me­dor ex­te­rior, el ai­re li­bre que ani­ma a res­pi­rar con li­ber­tad, los olo­res de ár­bo­les y ar­bus­tos que nos ro­dean, los pri­me­ros ra­yos de sol… son to­do cir­cuns­tan­cias que ani­man a alar­gar go­zo­sa­men­te ese mo­men­to má­gi­co del día. En es­te número de nues­tra re­vis­ta he­mos bus­ca­do pro­yec­tos ubi­ca­dos en es­pa­cios muy di­ver­sos, den­tro del uni­ver­so ru­ral, a fin de com­pro­bar que to­dos los pai­sa­jes son ap­tos pa­ra la en­so­ña­ción, pa­ra dis­fru­tar de la na­tu­ra­le­za y pa­ra in­cor­po­rar­los a unos in­te­rio­res que bus­can la ar­mo­nía con ese mar­co inaca­ba­ble. La cla­ve de las vi­vien­das en­cla­va­das en esos pa­raí­sos cer­ca­nos es­tá en el res­pe­to por la tra­di­ción lo­cal de ma­te­ria­les y for­mas de cons­truir, la integración cons­cien­te en el pai­sa­je pa­ra evi­tar di­so­nan­cias y bus­car la ar­mo­nía. En cuan­to al in­te­rior, ca­be un po­co de li­ber­tad for­mal por lo que res­pec­ta a mue­bles, co­lo­res y com­ple­men­tos, co­mo se de­mues­tra en los pro­yec­tos que nos acom­pa­ñan es­te mes. Pue­blos pe­que­ños, mon­ta­ñas, zo­nas agrí­co­las, bos­ques o cos­tas, lo im­por­tan­te es abrir el es­pí­ri­tu a esos es­pa­cios y lle­nar­se los pul­mo­nes de oxí­geno pa­ra sa­bo­rear las sen­sa­cio­nes que nos brin­da, mien­tras pre­pa­ra­mos una tos­ta­da con mer­me­la­da ca­se­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.