UN GRAN ES­PE­JO Y un so­por­te de ma­de­ra blan­quea­da se mon­ta­ron pa­ra el la­va­bo

Vivir en el Campo - - DECORACIÓN Y RECICLAJE -

La vi­vien­da era ori­gi­nal­men­te una tí­pi­ca gran­ja británica que ha si­do reha­bi­li­ta­da pa­ra con­ver­tir­la en es­pa­cio ha­bi­tual pa­ra una pa­re­ja afi­cio­na­da al co­lec­cio­nis­mo, las an­ti­güe­da­des y el re­ci­cla­je de ob­je­tos. Mu­chos de sus ha­llaz­gos se pue­den ad­mi­rar en es­tos es­pa­cios. La sala tie­ne los azu­le­jos vic­to­ria­nos ori­gi­na­les con pi­so de en­cáus­ti­ca y un es­tan­te ins­ta­la­do por los pro­pie­ta­rios que al­ber­ga la co­lec­ción de vie­jos zue­cos de ma­de­ra. La pa­la gi­gan­te era un ró­tu­lo de es­ta­ble­ci­mien­to re­ci­cla­do co­mo de­co­ra­ción. La me­sa que apa­re­ce en el co­me­dor pro­ce­de de la can­ti­na de la fá­bri­ca ori­gi­nal y la ba­se es de ma­de­ra con una ta­pa de li­nó­leo muy uti­li­za­ble. Las si­llas que han re­co­gi­do en los úl­ti­mos años son una mez­cla de ori­gen fran­cés e in­glés de pro­ce­den­cia in­dus­trial. El enor­me apa­ra­dor de pino pro­ce­de de una gran ca­sa de cam­po en Ga­les, y era tan gran­de que se tu­vo que cor­tar por la mi­tad pa­ra eli­mi­nar­lo. Las eti­que­tas de equi­pa­je ilus­tra­das sus­pen­di­das en la lám­pa­ra so­bre la me­sa fue­ron he­chas por los autores del pro­yec­to ha­ce dos na­vi­da­des, y les gus­tó tan­to que las han man­te­ni­do. Los de­ta­lles de tien­da de za­pa­tos y los mol­des de gran ta­ma­ño pro­ce­den de un fa­bri­can­te ita­liano de za­pa­tos y se han com­pra­do en un mer­ca­do en el sur de Fran­cia. La gran rue­da den­ta­da cir­cu­lar de ma­de­ra pro­ve­nía de una fá­bri­ca tex­til del nor­te de In­gla­te­rra cu­yo con­te­ni­do se com­pró pa­ra usar­lo con fi­nes de­co­ra- ti­vos. La ta­bla de ma­de­ra blan­quea­da, que ori­gi­nal­men­te era una ca­ma, pro­ce­día de Ra­jas­tan. Se ha re­du­ci­do a la mi­tad y se le han aña­di­do pa­tas. En la re­pi­sa de la chi­me­nea se en­cuen­tra una co­lec­ción de bo­los de ma­de­ra y una ce­rá­mi­ca de John Spear­man. El bi­plano que cuel­ga del te­cho se com­pró ha­ce mu­chos años a un in­ge­nie­ro ae­ro­náu­ti­co re­ti­ra­do, quien los hi­zo co­mo un hobby en su ca­se­ta de jar­dín. El so­fá loft es di­se­ño de los mis­mos pro­pie­ta­rios de la ca­sa y ta­pi­za­do en lino te­ñi­do de Cu­ba, y ade­más es muy có­mo­do. La ca­ma es­ta­ba he­cha en un ta­ller a ba­se de tu­bos de ace­ro gal­va­ni­za­do y es­tá cu­bier­ta con sá­ba­nas de lino na­tu­ra­les bel­gas y an­ti­guos tex­ti­les afri­ca­nos. La lám­pa­ra es una an­ti­gua pie­za in­dus­trial que ha si­do re­ca­blea­da pa­ra su uso co­mo tal. Un vie­jo taburete de or­de­ño con un ce­pi­llo de cer­das na­tu­ra­les en el dor­so apa­re­ce en el cuar­to de ba­ño, el gran es­pe­jo y el so­por­te de ma­de­ra blan­quea­da pa­ra el la­va­bo se mon­ta­ron en el ta­ller de los due­ños de la ca­sa. La pie­za cen­tral de la co­ci­na es un vie­jo mos­tra­dor de tien­da com­pra­do en un pe­que­ño pue­blo lla­ma­do Bar­jac en el sur de Fran­cia, que in­clu­so tie­ne una ra­nu­ra en la par­te superior pa­ra las mo­ne­das. La luz de arri­ba es una de las tí­pi­cas lám­pa­ras de car­ga usa­das ori­gi­nal­men­te por los bu­ques. El taburete de tres pa­tas pro­vie­ne de un ta­ller de jo­ye­ría en Bir­ming­ham.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.