La mano de obra ex­per­ta en las TÉC­NI­CAS AN­TI­GUAS de cons­truc­ción ayu­da a re­cu­pe­rar la au­ten­ti­ci­dad

Vivir en el Campo - - MASÍA EN EL AMPURDÁN -

EL RIN­CÓN FA­VO­RI­TO

En el dor­mi­to­rio prin­ci­pal, ba­jo las im­po­nen­tes vi­gas de pino del te­cho in­cli­na­do, los pro­pie­ta­rios han crea­do su re­fu­gio par­ti­cu­lar, el lu­gar más lu­mi­no­so y aco­ge­dor de la ca­sa. No fal­tan un so­fá, una me­sa de tra­ba­jo, una chi­me­nea con em­bo­ca­du­ra de hie­rro y tres gran­des ven­ta­na­les abier­tos du­ran­te la re­for­ma. La pro­pie­ta­ria no lo du­da: “Mi rin­cón fa­vo­ri­to es la bu­ta­ca de la te­rra­za cu­bier­ta, con sus cua­tro ar­cos de me­dio pun­to, con la mi­ra­da va­gan­do por los cam­pos de ce­ba­da y tri­go ve­ci­nos, siem­pre cam­bian­tes a lo lar­go del año. O dis­fru­tan­do del per­fil de la to­rre del ho­me­na­je del pue­blo me­die­val cer­cano, mien­tras se ilu­mi­na con to­dos los to­nos del cre­púscu­lo”. El ca­be­ce­ro es de Mais­son, así co­mo las me­si­tas de no­che. La lám­pa­ra de pie es de Ikea, las de te­cho de Dax Et­xea, las de la me­si­ta de no­che de Han­bel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.