AR­QUI­TEC­TU­RAS

Vivir en el Campo - - EDITORIAL - Mar­cel Be­ne­di­to, Di­rec­tor de Vi­vir en el Cam­po

Los úl­ti­mos premios in­ter­na­cio­na­les de ar­qui­tec­tu­ra han ido a pa­rar a es­tu­dios que se ca­rac­te­ri­zan por tra­ba­jar con cri­te­rios de sos­te­ni­bi­li­dad y res­pe­to por el pa­sa­do. Una for­ma de en­ten­der la cons­truc­ción me­nos agre­si­va de lo que ha­bían he­cho los ar­qui­tec­tos es­tre­lla du­ran­te los úl­ti­mos años. Nues­tras ca­sas son un buen ejem­plo de es­ta for­ma de en­ten­der la his­to­ria de la ca­sa, con un ab­so­lu­to res­pe­to por lo rea­li­za­do, por los mé­to­dos ar­te­sa­na­les de tra­ba­jo, por los ofi­cios ar­tís­ti­cos y de­co­ra­ti­vos que, por des­gra­cia, en mu­chos ca­sos se es­tán em­pe­zan­do a per­der. Por esa razón nos ale­gra en­con­trar nue­vos pro­yec­tos que pa­re­cen res­ca­ta­dos del ol­vi­do, del pa­sa­do más le­jano, pe­ro ac­tua­li­za­dos con mu­cha in­te­li­gen­cia. Ca­sas que con­ser­van to­do el sa­bor de la ar­qui­tec­tu­ra de ca­da zo­na don­de se ubi­can, pe­ro pues­tas al día fun­cio­nal­men­te pa­ra per­mi­tir una vida có­mo­da en su in­te­rior. Con la tec­no­lo­gía ne­ce­sa­ria pe­ro tam­bién los más be­llos ma­te­ria­les que re­cuer­dan lo re­la­ja­da y agra­da­ble que es la vida fue­ra de las ciu­da­des. Con la de­co­ra­ción ade­cua­da al en­vol­to­rio don­de to­do tie­ne un sa­bor es­pe­cial que es­tá por en­ci­ma del tiem­po y los ca­len­da­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.