El po­der de las aro­má­ti­cas

Vivir en el Campo - - CONSEJOS JARDINES -

Mu­chas plan­tas aro­má­ti­cas o cu­li­na­rias tie­nen un gran efec­to so­bre las plan­tas de su al­re­de­dor, ya que ac­túan co­mo re­pe­len­te de mu­chos in­sec­tos tan só­lo con su pre­sen­cia. La lavanda y el es­plie­go (La­van­du­la sp.), la al­baha­ca (Oci­mum ba­si­li­cum), el ama­ro (Sal­via scla­rea), la man­za­ni­lla (Ma­tri­ca­ria re­cu­ti­ta), el ajen­jo (Ar­te­mi­sia ab­sint­hium) y el ce­bo­llino (Allium schoe­no­pras­sum). Se pue­den plan­tar com­bi­na­das con las plan­tas del huer­to, al pie de los ár­bo­les fru­ta­les o ro­dean­do un ma­ci­zo de ro­sa­les. De es­ta for­ma, con­se­gui­mos re­pe­ler mu­chas pla­gas de in­sec­tos de una for­ma ba­ra­ta y na­tu­ral. Mu­chos in­sec­tos se guían por el olor que des­pren­den las plan­tas que pa­ra­si­tan, si al la­do hay una plan­ta que des­pren­de un aro­ma in­ten­so, és­te en­mas­ca­ra el olor de la plan­ta pa­ra­si­ta­da y los in­sec­tos pa­san de lar­go. Los arria­tes for­ma­dos só­lo por ro­sa­les, rí­gi­dos y me­dio va­cíos, ya han pa­sa­do a la his­to­ria. Aho­ra las nue­vas va­rie­da­des de ro­sa­les y mu­chas de las an­ti­guas se com­bi­nan con plan­tas vi­va­ces. En el jar­dín se pue­den com­bi­nar los ro­sa­les trepadores con los ár­bo­les, so­bre to­do si se plan­tan al mis­mo tiem­po. El re­sul­ta­do es es­pec­ta­cu­lar, los ro­sa­les trepadores son plan­tas muy vi­go­ro­sas, so­bre to­do si se se­lec­cio­nan en­tre las va­rie­da­des re­sis­ten­tes a en­fer­me­da­des. Jun­to a un ár­bol or­na­men­tal se al­ter­na­rán o com­bi­na­rán las flo­ra­cio­nes, el ár­bol ha­ce de so­por­te y, de es­te mo­do, el ro­sal tre­pa­dor al­can­za las zo­nas más ilu­mi­na­das. Tam­bién los ar­bus­tos pue­den com­bi­nar­se con ro­sa­les de ra­mas lar­gas y fle­xi­bles, de­ben ser ar­bus­tos de un vi­gor se­me­jan­te pa­ra no ver­se in­va­di­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.