IN­CEN­TI­VOS

Vivir en el Campo - - EDITORIAL -

No pa­re­ce el mo­men­to más ade­cua­do pa­ra es­pe­rar ayu­das es­ta­ta­les a de­ter­mi­na­das in­ter­ven­cio­nes, pe­ro en un fu­tu­ro cer­cano se­ría bueno pen­sar en exi­gir al­gún ti­po de in­cen­ti­vo pa­ra aque­llos pro­yec­tos de re­cons­truc­ción de vi­vien­das agra­rias que se reali­cen con cri­te­rios de res­pe­to y con­ser­va­ción de lo que es un pa­tri­mo­nio de to­dos. En es­te nú­me­ro de nues­tra re­vis­ta, una vez más, he­mos en­con­tra­do mag­ní­fi­cos ejem­plos de res­tau­ra­ción y con­ser­va­ción de ma­sías y cor­ti­jos, pa­ra los que se ha rea­li­za­do un de­ta­lla­do es­tu­dio his­tó­ri­co a fin de con­se­guir una vi­vien­da fiel a la cons­truc­ción ori­gi­nal. Es­tos tra­ba­jos re­quie­ren de un pre­su­pues­to mu­cho más afi­na­do y ele­va­do que una reha­bi­li­ta­ción con­ven­cio­nal. Es­ta for­ma de con­tri­buir a la per­vi­ven­cia del Pa­tri­mo­nio Na­cio­nal po­dría ser pre­mia­da sim­ple­men­te me­dian­te ayu­das fis­ca­les o sub­ven­cio­nes a la cons­truc­ción. Cual­quier detalle por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción se­ría de agra­de­cer te­nien­do en cuen­ta el in­men­so bien que su­po­ne de ca­ra a las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes, el tra­ba­jo de re­cu­pe­ra­ción de la ar­qui­tec­tu­ra do­més­ti­ca ru­ral.

Mar­cel Be­ne­di­to, Di­rec­tor de Vi­vir en el Cam­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.