UN COR­TI­JO PA­RA VI­VIR HOY

Vivir en el Campo - - RECONSTRUCCIÓN HISTÓRICA -

Las ha­cien­das más pu­dien­tes dis­fru­ta­ban de ca­pi­lla pro­pia co­mo la de las imá­ge­nes. Cor­ti­jo es el ti­po de há­bi­tat ru­ral dis­per­so pro­pio de la zo­na me­ri­dio­nal de Es­pa­ña. Cons­ta de zo­nas de vi­vien­da y otras de­pen­den­cias pa­ra la ex­plo­ta­ción agrí­co­la de un ex­ten­so te­rri­to­rio cir­cun­dan­te. Su mo­de­lo ori­gi­nal es la ha­cien­da y casa de la­bran­za pro­pias de la An­da­lu­cía oc­ci­den­tal, cu­yo apo­geo se dio en el si­glo XVIII. La ba­se del cor­ti­jo es el gran pa­tio, ce­rra­do en su fren­te con un gran por­ta­lón. En torno al pa­tio prin­ci­pal, se si­tua­ban tam­bién las cons­truc­cio­nes ga­na­de­ras (cua­dras, zahúr­das, ga­lli­ne­ros, pa­ri­de­ras) y las de al­ma­ce­na­je, la prin­ci­pal de las cua­les eran el al­fo­lí (pa­ra guar­dar las se­mi­llas) y los gra­ne­ros. Se com­ple­ta­ba el cor­ti­jo con edi­fi­ca­cio­nes de­di­ca­das a otros me­nes­te­res, co­mo fraguas, car­pin­te­rías o ta­lle­res de di­ver­sos ti­pos. En con­jun­to, era un nú­cleo au­to­su­fi­cien­te. En los cor­ti­jos gran­des, los pa­tios se co­mu­ni­can unos a otros, por me­dio de por­to­nes, que sue­len es­tar ador­na­dos ar­tís­ti­ca­men­te. En los pa­tios sue­le ha­ber asien­tos he­chos de fá­bri­ca con res­pal­dos de azu­le­jo, fuen­te, pozo y abre­va­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.