LAS VI­GAS AN­TI­GUAS

Vivir en el Campo - - MAS LA BASTIDA -

Al ini­ciar la res­tau­ra­ción apa­re­cie­ron de­ba­jo de los sue­los de la­dri­llo y azu­le­jos, las au­tén­ti­cas pie­dras. Se ha da­do im­por­tan­cia a man­te­ner las vi­gas an­ti­guas de ma­de­ra en te­chos y din­te­les, los ar­cos y las bó­ve­das. Ade­más, se han sa­ca­do a la luz las pa­re­des de pie­dra na­tu­ral que apa­re­cie­ron de­ba­jo del ce­men­ta­do de Portland. El sa­lón cuen­ta con vis­tas al an­ti­guo pozo que to­da­vía fun­cio­na co­mo tal y des­de cu­yo in­te­rior se tie­ne ac­ce­so a unos ca­mi­nos que, cuan­do se va­cía de agua, con­du­cen al ex­te­rior. En es­ta zo­na se dis­po­ne una me­si­ta de cen­tro de ma­de­ra ro­dea­da de dos con­for­ta­bles so­fás rea­li­za­dos en mim­bre con co­ji­nes de co­lo­res neu­tros. So­bre ella, un ja­rrón de cris­tal con un arre­glo flo­ral en co­lor ver­de, da el to­que de co­lor a la es­tan­cia y un por­ta­ve­las de cris­tal trans­pa­ren­te con una gran ve­la blan­ca, el pun­to ro­mán­ti­co. A un la­do de la puer­ta de ac­ce­so al pozo, una me­si­ta au­xi­liar con otro arre­glo flo­ral y un por­la­ve­las; al otro, una me­sa rea­li­za­da con dos bi­do­nes y un so­bre de cris­tal sus­ten­ta una lám­pa­ra de so­bre­me­sa y unas flo­res anaran­ja­das. Todo ello se ha ad­qui­ri­do en la fir­ma Brucs.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.