Pa­la­ce­te del si­glo XV

Ar­mo­nía ines­pe­ra­da

Vivir en el Campo - - SUMARIO - PRO­YEC­TO: ES­TU­DIO PA­LAU DE CASAVELLS. ESTILISMO: SUSANA OCA­ÑA. FO­TO­GRA­FÍAS: RAÚL CAN­DA­LES. TEX­TOS: ADA MAR­QUÉS.

Es­te pro­yec­to asu­me la reha­bi­li­ta­ción de una ma­sía de cam­po da­ta­da del si­glo XVIII en un pue­blo del Baix Em­por­dà, ane­xa a un pa­la­ce­te del si­glo XV que da nom­bre al es­tu­dio en­car­ga­do del pro­yec­to, Pa­lau de Casavells. És­te, es trans­for­ma­do en una show­room-ga­le­ría, don­de se ex­po­nen y ven­den obras de ar­te con­tem­po­rá­neo, an­ti­güe­da­des eu­ro­peas del si­glo XVIII y va­rios di­se­ños del si­glo XX. Ade­más, Pa­lau de Casavells com­pren­de un es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra, di­se­ño in­te­rior y pai­sa­jis­mo, es­pe­cia­li­za­do en ca­sas de cam­po. Res­pec­to a es­ta re­for­ma, la ma­sía con­ta­ba con una su­per­fi­cie de 600 m2 di­vi­di­dos en dos plan­tas. El edi­fi­cio ha­bía es­ta­do so­me­ti­do a su­ce­si­vas in­ter­ven­cio­nes que ha­bían des­vir­tua­do la esen­cia de la ca­sa. Por tan­to, se lle­vó a ca­bo una re­for­ma en­ca­mi­na­da a “qui­tar” más que a “po­ner”, re­cu­pe­ran­do la es­truc­tu­ra ori­gi­nal de la ma­sía. Se res­ca­ta­ron los vie­jos suelos de pie­dra y de ba­rro co­ci­do ar­te­sa­nal, se pin­ta­ron las pa­re­des con cal vi­va y pig­men­tos na­tu­ra­les, se des­cu­brie­ron y re­cu­pe­ra­ron las vi­gas ori­gi­na­les y se res­pe­ta­ron los enor­mes vo­lú­me­nes de las sa­las.

AT­MÓS­FE­RAS IN­TERE­SAN­TES

Lo si­guien­te que hi­cie­ron los au­to­res del pro­yec­to fue ini­ciar un plan de in­terio­ris­mo res­pe­tan­do los prin­ci­pios men­cio­na­dos an­te­rior­men­te. Un ejem­plo de ello fue ha­cer con­vi­vir una me­sa de ma­de­ra na­tu­ral con una pa­re­ja de bu­ta­cas de Gio Pon­ti o la lám­pa­ra Es­ta­dio de Mi­guel Mi­lá, crea­da pa­ra el Es­ta­dio Olím­pi­co de Mont­juic en 1992, con fo­to­gra­fía con­tem­po­rá­nea de ar­tis­tas co­mo Ana Malagrida o Aleix Pla­de­munt. En el por­che del jar­dín lla­ma la aten­ción un gru­po de va­rias es­truc­tu­ras de hie­rro de Gus­ta­ve Eif­fel, tra­ta­das pa­ra la in­tem­pe­rie y en­vuel­tas en plan­tas tre­pa­do­ras. Bajo ellas se dis­po­ne un con­jun­to de ban­co y si­lla en ma­de­ra la­va­da, pro­ce­den­te de Bél­gi­ca y da­ta­do de prin­ci­pios del si­glo XX. A su la­do, una me­sa con si­llas a jue­go fa­bri­ca­das en hie­rro pro­ce­den­tes de Fran­cia. To­dos los ele­men­tos de mo­bi­lia­rio fue­ron ad­qui­ri­dos en Pa­lau de Casavells Pa­ra to­da la vi­vien­da, se op­tó por co­lo­car va­rias lám­pa­ras de ilu­mi­na­ción in­di­rec­ta a fin de crear at­mós­fe­ras in­tere­san­tes y luz pun­tual que des­ta­ca­ra las pie­zas de ar­te. Es­ta com­bi­na­ción de lo an­ti­guo con lo ac­tual es una cons­tan­te en to­da la ma­sía, par­ti­cu­lar­men­te apre­cia­ble en la cocina, don­de una is­la de ace­ro inoxi­da­ble con­vi­ve con una ala­ce­na fran­ce­sa del XIX o una lám­pa­ra de los años 70. El pro­yec­to bus­ca, por tan­to, un gi­ro y una al­ter­na­ti­va a la de­co­ra­ción rús­ti­ca más or­to­do­xa, don­de me­dian­te la mez­cla de in­tere­ses, gus­tos y pie­zas de lo más di­ver­sos, se pue­da lo­grar un re­sul­ta­do per­so­nal y di­fe­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.