EL GRA­NE­RO

Vivir en el Campo - - RÚSTICO FRANCÉS -

Los pro­pie­ta­rios vie­ron que la AN­TI­GUA CA­SO­NA te­nía mu­cho po­ten­cial

Jun­to a la pis­ci­na se en­cuen­tra el gra­ne­ro de la vi­vien­da, en el que se ha aña­di­do un te­ja­do en­vi­ga­do de ma­de­ra pa­ra al­ber­gar un agra­da­ble por­che con zo­na re­lax. Las dos co­lum­nas en ce­men­to vis­to que sus­ten­tan el te­cho, que­dan en per­fec­ta ar­mo­nía con las pa­re­des de pie­dra con­ser­va­das. Es­te es­pa­cio se equi­pa con un ban­co en L fa­bri­ca­do de obra con co­ji­nes y asien­tos ta­pi­za­dos en hi­lo fran­cés vie­jo. En el res­pal­do del mis­mo, se pue­de ver la an­ti­gua puer­ta de ac­ce­so al gra­ne­ro, aho­ra úni­ca­men­te or­na­men­tal. En el otro tra­se­ro, se co­lo­ca una en­ci­me­ra de obra con fre­ga­de­ro y una pe­que­ña ne­ve­ra con refrescos. En el cen­tro se co­lo­can dos mesas con es­truc­tu­ra de hie­rro y so­bre de ma­de­ra ad­qui­ri­dos en un an­ti­cua­rio de los pue­blos co­lin­dan­tes, de don­de tam­bién pro­ce­de el ta­bu­re­te de hie­rro con as­pec­to oxi­da­do. Los dos ja­rro­nes de cris­tal so­pla­do con flo­res na­tu­ra­les apor­tan la no­ta de fres­cor al por­che. A un la­do de és­te, se dis­tin­gue un po­zo con­ser­va­do ori­gi­nal y una ha­ma­ca rea­li­za­da en lino fran­cés de as­pec­to en­ve­je­ci­do ata­da a dos ár­bo­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.