Se do­tó a la vi­vien­da de un AI­RE RÚSTICO con un fuer­te gui­ño pro­ven­zal

Vivir en el Campo - - EN LA COSTA BRAVA -

E l pro­yec­to abor­da la reha­bi­li­ta­ción y ac­tua­li­za­ción de una fin­ca rús­ti­ca en la Cos­ta Bra­va cons­trui­da ori­gi­nal­men­te en los años 70 y que po­seía los atri­bu­tos tí­pi­cos de las cons­truc­cio­nes de cos­ta de ha­ce cua­tro dé­ca­das. Sus pro­pie­ta­rios, de na­cio­na­li­dad ru­sa, con­fia­ron en To­ni Tur­mó, ar­qui­tec­to que ha­bía fir­ma­do el pro­yec­to en aque­lla épo­ca, pa­ra aco­me­ter los tra­ba­jos ne­ce­sa­rios pa­ra su acon­di­cio­na­mien­to en la ac­tua­li­dad. En­tre los tra­ba­jos rea­li­za­dos se am­plió el co­me­dor y la co­ci­na, pues­to que es­ta úl­ti­ma era muy pe­que­ña y se ne­ce­si­ta­ba de un es­pa­cio con más po­si­bi­li­da­des pa­ra dis­fru­tar de una ex­pe­rien­cia vi­tal com­ple­ta. Tam­bién se re­di­se­ñó to­do el ex­te­rior que es­ta­ba for­ma­do por bos­que y se pre­ten­día con­ver­tir en un jar­dín de as­pec­to na­tu­ral pe­ro tran­si­ta­ble y pre­pa­ra­do pa­ra dis­fru­tar du­ran­te las cálidas no­ches de ve­rano. En es­te sen­ti­do, se alla­nó el te­rreno y se cons­tru­yó una pis­ci­na ro­dea­da de cés­ped y ma­de­ra de te­ca na­tu­ral en­fren­te de la ca­sa, lo que me­jo­ró no­ta­ble­men­te las pres­ta­cio­nes del es­pa­cio ex­te­rior de la vi­vien­da. Ade­más, se crea­ron dos par­tes nue­vas, en las que se ubi­có un pe­que­ño es­tan­que y un huer­to. La pro­pie­ta­ria se en­car­gó de de­co­rar su pro­pia ca­sa con el ase­so­ra­mien­to de Al­bi­na Na­zi­mo­va, in­terio­ris­ta ru­sa de re­nom­bre, que co­la­bo­ró en de­ter­mi­nar el es­ti­lo de los ba­ños y la elec­ción de la pa­le­ta de co­lor. La tam­bién in­terio­ris­ta Eli­sa­beth Sa­nuy ayu­dó en la elec­ción de los tex­ti­les de la ca­sa. Se do­tó a la vi­vien­da de un ai­re rústico con un fuer­te gui­ño pro­ven­zal en los mue­bles y com­ple­men­tos es­co­gi­dos, po­ten­cian­do la crea­ción de un am­bien­te cá­li­do, es­pa­cios aco­ge­do­res y mu­chos de­ta­lles. Se op­tó por uti­li­zar ma­de­ra de ro­ble cla­ro en el sue­lo de las zo­nas nue­vas con el ob­je­ti­vo de apor­tar ca­li­dez y un to­que de cla­ri­dad; y se con­ser­vó la to­ba ca­ta­la­na tra­di­cio­nal exis­ten­te que tan bien aís­la del ca­lor en épo­ca es­ti­val. Con la co­ci­na bien ilu­mi­na­da y co­mu­ni­ca­da con el por­che ex­te­rior, se apor­tó el to­que de mo­der­ni­dad al pro­yec­to. Se am­plió el es­pa­cio y se do­tó a la mis­ma de un of­fi­ce. En ella se co­lo­có mo­bi­lia­rio de lí­neas con­tem­po­rá­neas en la­mi­na­dos de ro­ble co­lor champán, que con­tras­tan con el sue­lo y la car­pin­te­ría ex­te­rior que con­fie­ren un to­que rústico. Los dor­mi­to­rios se en­cuen­tran to­dos en la pri­me­ra plan­ta. Son de un gran ta­ma­ño pa­ra la épo­ca en la que se cons­tru­yó ori­gi­nal­men­te el pro­yec­to, y to­dos ellos po­seen ba­ño pro­pio, lo cual fue un pun­to a fa­vor pa­ra los pro­pie­ta­rios a la ho­ra de de­ci­dir­se a ad­qui­rir la ca­sa, pues les gus­ta re­ci­bir mu­chas vi­si­tas. En su­ma, se tra­ta de una vi­vien­da re­for­ma­da que ha con­se­gui­do adap­tar­se a los nue­vos tiem­pos, sin per­der la per­so­na­li­dad setentera que la ca­rac­te­ri­za­ba y que le pres­ta un cier­to ai­re vin­ta­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.