VI­VIR Y TRA­BA­JAR EN EL CAM­PO

Vivir en el Campo - - EDITORIAL -

ve­ces la vi­da y el tra­ba­jo se mez­clan go­zo­sa­men­te en un en­torno na­tu­ral co­mo el de es­ta vi­lla que pre­sen­ta­mos, en­cla­va­da en la is­la de Si­ci­lia muy cer­ca del Et­na, con un pai­sa­je ma­ra­vi­llo­so. Se tra­ta de una ex­plo­ta­ción agrí­co­la de cí­tri­cos y otros fru­ta­les cu­yos pro­pie­ta­rios han de­vuel­to a la vi­da des­pués de mu­chos años de inac­ti­vi­dad. Ade­más de cons­ti­tuir una es­tu­pen­da for­ma de ge­ne­rar re­cur­sos pa­ra vi­vir, la pro­pie­dad go­za de una ca­so­na en su cen­tro que, una vez acon­di­cio­na­da, per­mi­te sa­bo­rear el pai­sa­je, el jar­dín, las huer­tas cer­ca­nas y to­dos los ali­cien­tes de la vi­da en ple­na na­tu­ra­le­za. De la mis­ma for­ma que en las ciu­da­des se mez­clan los en­tor­nos fa­mi­lia­res y la­bo­ra­les, en el cam­po se pue­de con­se­guir una co­mu­nión fan­tás­ti­ca en­tre am­bas fun­cio­nes, que se con­vier­te en una lec­ción de in­terio­ris­mo cuan­do to­do se cui­da con res­pe­to a los orí­ge­nes y a la es­té­ti­ca de la cons­truc­ción don­de se asien­ta. Es­ta vi­lla ita­lia­na ro­dea­da de na­ran­jos es una ma­ra­vi­llo­sa opor­tu­ni­dad pa­ra re­fle­xio­nar so­bre los pla­ce­res de vi­vir ale­ja­do de las ur­bes, res­pi­rar ai­re pu­ro y re­cu­pe­rar las me­jo­res tra­di­cio­nes.

Di­rec­tor de Vi­vir en el Cam­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.