Hay que tra­tar la ma­de­ra con pro­duc­to an­ti­pa­rá­si­tos y fun­gi­ci­da an­tes de pin­tar

Vivir en el Campo - - DETALLES -

RE­CU­PE­RA­DAS O NUE­VAS

La lim­pie­za de vi­gas de ma­de­ra de re­cu­pe­ra­ción lle­va más tra­ba­jo, ya que en mu­chas oca­sio­nes hay restos de pin­tu­ra es­mal­te, y ten­dre­mos que uti­li­zar

una li­ja­do­ra o una pu­li­do­ra. Las me­di­das de las ma­de­ras en te­chos so­lían es­tar an­ti­gua­men­te bas­tan­te es­tan­da­ri­za­das por lo que se­rá fá­cil que coin­ci­dan con nues­tras ne­ce­si­da­des. Si no en­con­tra­mos vi­gas de re­cu­pe­ra­ción, es po­si­ble uti­li­zar la vi­ga la­mi­na­da que per­mi­te rea­li­zar cálcu­los exac­tos, co­sa que no pa­sa con la ma­de­ra

tra­di­cio­nal. En cual­quie­ra de los dos ca­sos la pin­tu­ra blan­ca apor­ta­rá un plus de lim­pie­za y lu­mi­no­si­dad a los te­chos y coor­di­na­rá fá­cil­men­te con in­te­rio­res en los que se pue­den mez­clar ele­men­tos y mue­bles an­ti­guos y ac­tua­les. Las lla­tas o vi­gue­tas in­ter­me­dias sir­ven de apo­yo

pa­ra las te­jas rús­ti­cas que com­po­nen el fon­do de los te­chos y que sue­len es­tar en­ye­sa­das. Se pue­den pin­tar tam­bién de co­lor blan­co pa­ra com­ple­tar el efec­to que buscamos

pa­ra el te­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.