El al­ma del Me­di­te­rrá­neo

Vivir en el Campo - - SUMARIO -

Dú­plex en la cos­ta

Una ca­sa de es­ti­lo me­di­te­rrá­neo, ca­rac­te­ri­za­da por las pa­re­des blan­cas, la lu­mi­no­si­dad y las no­tas de co­lor ale­gre, do­mi­na las vis­tas de un verde cam­po de golf y se con­vier­te en la se­gun­da re­si­den­cia so­ña­da.

IN­TE­RIOR BIEN CO­MU­NI­CA­DO

En la pá­gi­na an­te­rior, un pe­que­ño por­che con va­rias ar­ca­das co­mu­ni­ca el in­te­rior con el jar­dín de la ca­sa, un es­pa­cio que uti­li­za la fa­mi­lia pa­ra el des­can­so y el re­lax con la lle­ga­da del buen tiem­po. Un ban­co, una me­sa au­xi­liar re­cu­pe­ra­da por los pro­pie­ta­rios, dos pufs y una col­cho­ne­ta crean un am­bien­te na­tu­ral. El ban­co es de Ikea. La col­cho­ne­ta, los co­ji­nes y el plaid son de Fi­lo­co­lo­re, las ma­ce­tas de Sia.

EL BLAN­CO COMO PRO­TA­GO­NIS­TA

La chi­me­nea de obra y los es­tan­tes si­mé­tri­cos son los pro­ta­go­nis­tas de la zo­na de es­tar; de­co­ra­dos en blan­co pa­ra ga­nar lu­mi­no­si­dad. El to­que de co­lor lo po­nen los co­ji­nes ro­sas de Za­ra Ho­me. La al­fom­bra de si­sal es de Gra y los so­fás y me­sa de cen­tro, de Ikea. Ar­mo­nía, co­mo­di­dad y sen­ci­llez de­fi­nen la de­co­ra­ción de es­ta ca­sa uti­li­za­da como se­gun­da re­si­den­cia. Los pro­pie­ta­rios eli­gie­ron el co­lor blan­co en te­las y mue­bles por su fres­cu­ra y lu­mi­no­si­dad y pa­ra el sue­lo se op­tó por la tex­tu­ra na­tu­ral y la ca­li­dez que ofre­ce una al­fom­bra de si­sal. Ja­rrón de Sia y cor­ti­nas de Ikea.

Los AM­BIEN­TES en su in­te­rior, son aco­ge­do­res y fres­cos, sen­ci­llos y des­pe­ja­dos

MO­BI­LIA­RIO A ME­DI­DA

Un ta­bi­que con un gran vano di­vi­de el sa­lón en dos am­bien­tes: zo­na de es­tar y co­me­dor con co­ci­na in­te­gra­da. El gran vano abier­to en es­ta pa­red per­mi­te no per­der el con­tac­to vi­sual en­tre las dos zo­nas. En am­bas se ins­ta­ló el mis­mo par­qué de ma­de­ra de ha­ya con el ob­je­ti­vo de crear sen­sa­ción de ma­yor am­pli­tud. La en­ci­me­ra de ma­de­ra de ai­re rús­ti­co apor­ta ca­li­dez a la co­ci­na, abier­ta al co­me­dor. El mo­bi­lia­rio, rea­li­za­do a me­di­da con frontales la­ca­dos en blan­co ro­to, ga­na pro­ta­go­nis­mo con los cuar­te­ro­nes, no muy mar­ca­dos, de las puer­tas. Los mue­bles y elec­tro­do­més­ti­cos de Whirl­pool han si­do ad­qui­ri­dos en Ikea. Las flo­res son de Sia. Una lám­pa­ra de te­cho ro­ja con cuen­tas de cris­tal es el de­ta­lle chic que acre­cien­ta el in­te­rés vi­sual en el co­me­dor. Una me­sa cir­cu­lar clá­si­ca en blan­co y cua­tro si­llas rús­ti­cas se en­ri­que­cen con es­te di­se­ño. La me­sa y la lám­pa­ra de sus­pen­sión son de Cot­ta­ge, los in­vi­dua­les de Za­ra Ho­me y las si­llas de An­tic Ma­jor.

Los mue­bles de obra PIN­TA­DOS de blan­co com­po­nen el nú­cleo del equi­pa­mien­to

FO­TO­GRA­FÍAS; JO­SÉ LUIS HAUS­MANN. TEX­TOS: ADA MAR­QUÉS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.