ES­CA­LE­RA LI­VIA­NA

Vivir en el Campo - - REHABILITACIÓN EN EL EMPORDÀ -

Tras la puer­ta de ac­ce­so de la vi­vien­da en­con­tra­mos un fon­do de luz en­mar­ca­do por una ventana, es el re­ci­bi­dor. Los mue­bles en­cie­rran la ha­bi­ta­ción de in­vi­ta­dos y el aseo, mien­tras que las es­ca­le­ras des­cien­den a la zo­na de la pis­ci­na, y se­gui­mos la lí­nea que mar­can las ven­ta­nas su­bien­do a la co­ci­na, con la mu­ra­lla al fon­do. La es­ca­le­ra, como ele­men­to que dis­tri­bu­ye las zo­nas, es de hie­rro con una sec­ción muy li­ge­ra y sin lle­gar a to­car los mu­ros. Los es­pa­cios en plan­ta son de ma­de­ra de ro­ble en­ci­ma de una es­truc­tu­ra de ma­de­ra que sus­ten­ta los for­ja­dos. Es­cul­tu­ra sus­pen­di­da so­bre es­truc­tu­ra de hie­rro rea­li­za­da en ba­rro ad­qui­ri­da en Da­dà In­teriors. Me­sa ce­la­dor de hie­rro an­ti­gua pro­ce­den­te de Da­viu Que­ra. La ilu­mi­na­ción ha si­do cui­da­da pa­ra com­ple­tar la que en­tra por las ven­ta­nas y su mi­sión, ade­más de ha­cer la vida más con­for­ta­ble, es real­zar el va­lor de las ori­gi­na­les pa­re­des de pie­dra de la cons­truc­ción. Cua­dro del pin­tor Jo­sep Vall­ri­be­ra.

El re­to de los vie­jos mu­ros ENAMO­RÓ a los au­to­res de es­te pro­yec­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.