11. LA PRO­FUN­DI­DAD ADE­CUA­DA

Vivir en el Campo - - DOSSIER - 12. LAS DI­MEN­SIO­NES USUA­LES 13. TE­NER EN CUEN­TA EL JAR­DÍN 14. CU­BIER­TAS PA­RA PIS­CI­NAS 15. SE­GU­RI­DAD 16. TI­POS DE ES­CA­LE­RAS 17. COS­TES DE MAN­TE­NI­MIEN­TO

Ac­tual­men­te, la pro­fun­di­dad de cual­quier pis­ci­na pri­va­da no so­bre­pa­sa los 1,5-2 me­tros. Se aho­rra un vo­lu­men con­si­de­ra­ble de agua, elec­tri­ci­dad y pro­duc­tos quí­mi­cos pa­ra su tra­ta­mien­to, y es­ta pro­fun­di­dad es su­fi­cien­te pa­ra na­dar có­mo­da­men­te. Se pue­den cons­truir pis­ci­nas de cual­quier di­men­sión. Las pri­va­das os­ci­lan en­tre 6x3 m has­ta un má­xi­mo de 15x8 m. Se pue­den con­si­de­rar de “cha­po­teo” si la ca­pa­ci­dad es in­fe­rior a 30 m3; “in­fan­til” cuan­do el vo­lu­men es su­pe­rior; “pri­va­da” cuan­do va­ría en­tre 50 y 70 m3 y “re­si­den­cial” cuan­do el vo­lu­men ron­da los 100 m3 de agua. Una ve­ge­ta­ción inade­cua­da pue­de cau­sar pro­ble­mas. El enemi­go nú­me­ro uno son los ár­bo­les o ar­bus­tos de ho­jas ca­du­cas que caen y el vien­to las de­po­si­ta en la pis­ci­na. Es acon­se­ja­ble uti­li­zar lim­pia­fon­dos ma­nua­les o au­to­má­ti­cos y ta­par la pis­ci­na con un co­ber­tor siem­pre que no se uti­li­ce. No hay que plan­tar cer­ca de la pis­ci­na es­pe­cies ar­bó­reas que desa­rro­llen raí­ces pro­fun­das. Ade­más de con­tri­buir a que la tem­pe­ra­tu­ra del agua lle­gue a au­men­tar en­tre ocho y diez gra­dos, las cu­bier­tas man­tie­nen las má­xi­mas con­di­cio­nes de hi­gie­ne, pro­por­cio­nan aho­rro en pro­duc­tos de tra­ta­mien­to. Hay cu­bier­tas te­les­có­pi­cas, cu­bier­tas de te­cho mó­vil o de te­cho des­pla­za­ble, cu­bier­tas mu­ra­les, de glo­bo y co­ber­to­res. La se­gu­ri­dad de los ni­ños en re­la­ción a las pis­ci­nas es otro de los te­mas a te­ner en cuen­ta. Su vi­gi­lan­cia es esen­cial pa­ra evi­tar cual­quier ti­po de ac­ci­den­tes; no obs­tan­te, la ins­ta­la­ción de co­ber­to­res de lo­na o plás­ti­co, o de va­llas pe­ri­me­tra­les que im­pi­dan su ac­ce­so al agua pue­den ayu­dar a pre­ver­los. Las es­ca­le­ras de obra se cons­tru­yen al mis­mo tiem­po que la pis­ci­na y se re­vis­ten con idén­ti­co ma­te­rial que el fon­do y las pa­re­des. En el mercado tam­bién exis­ten es­ca­le­ras pre­fa­bri­ca­das en alu­mi­nio, po­liés­ter y re­si­nas sin­té­ti­cas. Al­gu­nas ve­ces es­ta es­truc­tu­ra in­clu­ye jets de hi­dro­ma­sa­je de ai­re y agua y fo­cos sub­acuá­ti­cos. De­pen­de en gran me­di­da de la can­ti­dad de agua y, por lo tan­to, de la su­per­fi­cie de la pis­ci­na, su pro­fun­di­dad, ca­le­fac­ción o no. En cual­quier ca­so, es ba­jo y no su­pera unos eu­ros por día de ba­ño, co­mo má­xi­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.