LA CO­CI­NA DE SIEM­PRE

Vivir en el Campo - - UN COTTAGE BELGA -

La co­ci­na era de­ma­sia­do pe­que­ña pa­ra alo­jar a una familia de cua­tro per­so­nas. Han­ne­lo­re y Kris han de­ci­di­do cons­truir un anexo en ro­ble que han en­car­ga­do a la firma es­pe­cia­li­za­da en es­te ti­po de es­truc­tu­ras, En­glish He­ri­ta­ge Buil­dings. Ello les brin­da una co­ci­na abier­ta con vis­tas al jar­dín en­can­ta­dor y un má­xi­mo de luz na­tu­ral. Los sue­los son de ce­rá­mi­ca en bal­do­sas he­xa­go­na­les ne­gro y tie­rra mien­tras que los mue­bles de co­ci­na son de ma­de­ra decapada. An­tes, la co­ci­na era no só­lo muy li­mi­ta­da en tér­mi­nos de área, sino que tam­bién era muy os­cu­ra. Al igual que en la ma­yo­ría de las an­ti­guas gran­jas, só­lo unas po­cas y pe­que­ñas ven­ta­nas per­mi­tían con­tem­plar el pai­sa­je. Aho­ra ha cam­bia­do con las gran­des ven­ta­nas con vis­tas al jar­dín y al­re­de­dor de la ca­sa. La es­truc­tu­ra abier­ta al te­cho acen­túa la im­pre­sión de apertura. .

La CO­CI­NA se ha am­plia­do pa­ra aco­ger a una familia com­ple­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.