SORPRESAS ESTÉTICAS

Vivir en el Campo - - FINCA REFORMADA -

Des­cri­bir el in­te­rior de la ca­sa en re­la­ción con sus dis­tin­tos ni­ve­les de al­tu­ra re­sul­ta una ta­rea har­to com­pli­ca­da. Más sen­ci­llo re­sul­ta de­cir que la ca­sa de­pa­ra agra­da­bles sorpresas a me­di­da que nos aden­tra­mos en ella. La cui­da­da decoración com­bi­na pie­zas mo­der­nas y otras an­ti­guas y es dis­tin­ta en ca­da es­tan­cia, pe­ro ar­mó­ni­ca res­pec­to al con­jun­to. En uno de los dis­tri­bui­do­res, el te­cho en­tre las vi­gas ha si­do pin­ta­do de blan­co in­ten­so. Los ob­je­tos que de­co­ran la ca­sa pro­ce­den de an­ti­cua­rios de la zo­na. En la zo­na del sa­lón, el sue­lo de can­tos rodados des­ta­ca en­tre la decoración neu­tra y sin ex­ce­sos. Los so­fás ta­pi­za­dos de lo­ne­ta blan­ca son de Cár­me­nes. Las me­si­tas, ta­bu­re­tes y una si­lli­ta pro­ce­den de un an­ti­cua­rio de la zo­na. Los ja­rro­nes y flo­res ar­ti­fi­cia­les son de Sia. Dos gran­des ar­cos de me­dio pun­to real­zan la es­truc­tu­ra ori­gi­nal del in­mue­ble. La me­sa y si­llas de es­ti­lo rús­ti­co han si­do ad­qui­ri­das en un an­ti­cua­rio de la is­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.