TRES TE­JA­DOS

Vivir en el Campo - - MASIA DEL XVIII -

La ca­sa es to­da de pie­dra, con unas pa­re­des de un me­tro de an­cho, ya que en el si­glo XVIII, cuan­do se cons­tru­yó la vi­vien­da, no se ha­cían ci­mien­tos y las pa­re­des te­nían que ase­gu­rar el sus­ten­to de la vi­vien­da. La ca­sa te­nía dos plan­tas. En la pri­me­ra se en­con­tra­ban los es­ta­blos de los ani­ma­les, mien­tras que los mo­ra­do­res ocu­pa­ban la se­gun­da plan­ta. Es­to ex­pli­ca que la ca­sa se am­plia­ra a lo lar­go de su plan­ta. Los due­ños tu­vie­ron que unir has­ta tres te­ja­dos de di­fe­ren­tes al­tu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.