Can Lluc, un oasis en Ibi­za

Vivir en el campo - - CONSEJOS HOTELES CON ENCANTO - TEXTOS: ADA MAR­QUÉS. FOTOGRAFÍAS: ARCHIVO VC.

En la is­la que nun­ca duer­me, el des­can­so es po­si­ble en el ho­tel Can Lluc, un oasis de paz y na­tu­ra­le­za en el co­ra­zón de Ibi­za. La an­ti­gua ca­sa y fin­ca de la­bor del abue­lo de los ac­tua­les pro­pie­ta­rios ha su­fri­do una trans­for­ma­ción es­pec­ta­cu­lar pa­ra lle­gar a ser en la ac­tua­li­dad un con­for­ta­ble ho­tel ru­ral en ple­na na­tu­ra­le­za con un to­que de lu­jo dis­ten­di­do.

Can Lluc des Ca­nal era el nom­bre ori­gi­nal de la fin­ca del abue­lo del pro­pie­ta­rio

Can Lluc des Ca­nal era el nom­bre ori­gi­nal de la fin­ca del abue­lo del pro­pie­ta­rio, Lu­cas Prats. Can Lluc es un ho­tel con his­to­ria. Pe­ro la hue­lla del pa­sa­do per­ma­ne­ce en Can Lluc, im­preg­nan­do cada rin­cón: los mu­ros de pie­dra ori­gi­na­les, los te­chos de ma­de­ra, los jar­di­nes exu­be­ran­tes mez­cla­dos con oli­vos y al­ga­rro­bos cen­te­na­rios, los co­lo­res del atar­de­cer, el can­to del ga­llo al ama­ne­cer o la luz de las es­tre­llas que bri­llan cer­ca, co­mo si se pu­die­ran to­car.

Can Lluc se en­cuen­tra muy bien co­mu­ni­ca­do por ca­rre­te­ra a es­ca­sos 10 km de la ciu­dad de Ibi­za y de las me­jo­res pla­yas, y so­lo a 4 km de las me­jo­res dis­co­te­cas y res­tau­ran­tes de mo­da. El desa­yuno se con­vier­te en un ága­pe de pro­duc­tos na­tu­ra­les y pre­pa­ra­dos con mi­mo, y las ce­nas o co­mi­das en el pla­cer de sa­bo­rear una car­ta ba­sa­da en pro­duc­tos de la pro­pia fin­ca o de los huer­tos ve­ci­nos, de los cua­les se abas­te­ce pa­ra ofre­cer a sus hués­pe­des siem­pre lo me­jor del cam­po ibi­cen­co.

El ho­tel ru­ral Can Lluc se en­cuen­tra en el co­ra­zón de la Ibi­za ru­ral, de la au­tén­ti­ca Ibi­za que des­pier­ta nues­tras más pla­cen­te­ras sen­sa­cio­nes. Ro­dea­do de fron­do­sos bos­ques de pi­nos, en un en­torno de gran va­lor eco­ló­gi­co y de una na­tu­ra­le­za exu­be­ran­te, don­de la cal­ma se res­pi­ra en cual­quier rin­cón. Can Lluc es­tá si­tua­do a po­cos ki­ló­me­tros de las bo­ni­tas ca­las ibi­cen­cas, per­der­se por sus rin­co­nes es su­mer­gir­se en los pai­sa­jes de la is­la, la cal­ma, las pues­tas de sol, las sies­tas ba­jo los al­ga­rro­bos, los ba­ños en la pis­ci­na y las no­ches es­tre­lla­das.

LU­JO Y RE­LAX

En el res­tau­ran­te de Can Lluc se pue­den de­gus­tar pla­tos de ac­tua­li­dad, pe­ro sin ol­vi­dar la gas­tro­no­mía de Ibi­za, siem­pre pre­sen­te en la car­ta o co­mo su­ge­ren­cia pa­ra el co­men­sal. Son pla­tos ela­bo­ra­dos

Es­te ho­tel se en­cuen­tra en el co­ra­zón de la Ibi­za ru­ral

con pro­duc­tos fres­cos y de la tie­rra cui­da­dos con es­me­ro en el pro­pio huer­to y de fin­cas ve­ci­nas.

Rea­li­zar un even­to de en­sue­ño tam­bién es po­si­ble ya que Can Lluc dis­po­ne de las ins­ta­la­cio­nes ne­ce­sa­rias, pe­ro so­bre to­do ofre­ce el en­can­to del lu­gar, mar­co per­fec­to pa­ra un día es­pe­cial.

Las vi­llas de Can Lluc son es­pa­cio­sas y mo­der­nas ha­bi­ta­cio­nes do­bles con ca­ma de 180x200, so­fá ca­ma de 140 y kit­che­net­te, to­do en un es­pa­cio úni­co. Dis­po­nen de am­plia te­rra­za y es­tán ro­dea­das de jar­di­nes. Ofre­cen un di­se­ño ar­qui­tec­tó­ni­co mi­ni­ma­lis­ta en es­pa­cios am­plios y lu­mi­no­sos.

Idea­das pa­ra el clien­te que ama el lu­jo y el con­fort en una at­mós­fe­ra más li­via­na pe­ro in­mer­sa en ple­na na­tu­ra­le­za. Dis­po­nen de ca­ma king si­ze, so­fá ca­ma y kit­che­net­te con ca­le­fac­ción y ai­re acon­di­cio­na­do in­di­vi­dual, TV y ca­na­les sa­té­li­tes. Equi­po HI-FI y WI FI gra­tui­to. Ser­vi­cios e ins­ta­la­cio­nes a dis­po­si­ción de los hués­pe­des: Pis­ci­na con ja­cuz­zi ex­te­rior, chill out con ca­mas ba­li­ne­sas, jar­di­nes exu­be­ran­tes y zo­nas ar­bo­la­das, mi­ra­dor pa­ra dis­fru­tar de la pues­ta de sol so­bre la bahía de San An­to­nio, desa­yuno bu­fet en te­rra­za o co­mo al­ter­na­ti­va tam­bién en co­me­dor, acli­ma­ta­do pa­ra ve­rano e in­vierno, con chi­me­nea. Re­cep­ción, cuar­to de ma­le­tas y aseo con du­cha a dis­po­si­ción de los clien­tes (que tie­nen la sa­li­da del vue­lo tar­día, pe­ro quie­ren dis­fru­tar de su úl­ti­mo día en Ibi­za). Gim­na­sio y zo­na de spa y bie­nes­tar.

INS­TA­LA­CIO­NES PA­RA DISCAPACITADOS

Ser­vi­cios e ins­ta­la­cio­nes pa­ra discapacitados: Dis­po­ne de una ha­bi­ta­ción com­ple­ta­men­te adap­ta­da pa­ra per­so­nas con pro­ble­mas de mo­vi­li­dad; to­das las zo­nas co­mu­nes son ac­ce­si­bles y la pis­ci­na con ele­va­dor.

Tan­to pa­ra reunio­nes pri­va­das, co­mo pa­ra ce­le­bra­cio­nes, Can Lluc ofre­ce unas ins­ta­la­cio­nes cu­bier­tas que, a su vez, pue­den es­tar abier­tas al ai­re li­bre y con vis­tas al cam­po ibi­cen­co, pa­ra cien per­so­nas, sin ne­ce­si­dad de mon­tar car­pas en ca­so de mal tiem­po, y con la ga­ran­tía de po­der dis­fru­tar sin preo­cu­pa­cio­nes de ese día tan es­pe­cial. Me­nús de bo­das, pa­ra gru­pos o ca­te­ri­ng, ape­ri­ti­vos y cof­fee-breaks, ta­ri­fas es­pe­cia­les pa­ra gru­pos

Can Lluc es un agro­tu­ris­mo de lu­jo en el co­ra­zón de Ibi­za. Al ser una is­la de ta­ma­ño re­du­ci­do, des­de su ubi­ca­ción cen­tral es­tá muy cer­ca de to­dos los pun­tos de la is­la.

HO­TEL CAN LLUC

Pa­ra lle­gar a Can Lluc, to­me la ca­rre­te­ra de Ibi­za a San An­to­nio, has­ta lle­gar a San Ra­fael. Una vez en el pue­blo de San Ra­fael, to­me el des­vío a San­ta Ag­nés de Co­ro­na. Al ca­bo de unos 2 km apro­xi­ma­da­men­te, se en­cuen­tra un ca­mino as­fal­ta­do a mano de­re­cha don­de ha­brá una in­di­ca­ción del alo­ja­mien­to Can Lluc. To­me el ca­mino se­ña­la­do y si­ga las in­di­ca­cio­nes has­ta en­con­trar la fin­ca.

SER­VI­CIOS

Pis­ci­na con ja­cuz­zi ex­te­rior, chill out con ca­mas ba­li­ne­sas, desa­yuno bu­fet en te­rra­za o en co­me­dor acli­ma­ta­do. Gim­na­sio y zo­na de spa y bie­nes­tar.

PRE­CIOS

Con­sul­tar pa­que­tes y pro­mo­cio­nes.

HO­TEL AGRO­TU­RIS­MO CAN LLUC Ctra. Sant Ra­fel a San­ta Ag­nès km 2 Ca­mí des Ter­cet. 07816 Sant Ra­fel Ibi­za, Ba­lea­res www.can­lluc.com

Las vi­llas de Can Lluc son es­pa­cio­sas y mo­der­nas ha­bi­ta­cio­nes do­bles

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.