CA­SA DE IN­VI­TA­DOS

Vivir en el campo - - RECICLAR UNA CASA -

El vo­lu­men de in­vi­ta­dos de la ca­sa man­tie­ne el as­pec­to de toda la cons­truc­ción con te­chos al­tos a dos aguas pin­ta­dos de blan­co y pa­re­des de co­lor azul in­ten­so. En es­te es­pa­cio, em­bal­do­sa­do con pie­zas de ce­rá­mi­ca vie­ja, se ha co­lo­ca­do una vie­ja ca­le­sa, una em­bar­ca­ción y di­ver­sos ar­ti­lu­gios del cam­po. En un al­ti­llo al que se ac­ce­de por una es­ca­le­ra de ma­de­ra, se ha co­lo­ca­do una ca­ma pa­ra cuan­do las vi­si­tas lo pre­ci­sen. El co­me­dor ex­te­rior disfruta de mue­bles de ma­de­ra y si­llas de ca­ña. Mu­chos de los mue­bles han si­do ad­qui­ri­dos en an­ti­cua­rios de la zo­na.

La CA­SA cuen­ta con dos ga­le­rías, una abier­ta al cam­po y la otra al océano Atlán­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.