EL PÍ­XEL PRO­DI­GIO­SO

La úl­ti­ma apli­ca­ción de Goo­gle une mo­da y tec­no­lo­gía pa­ra acer­car al pú­bli­co el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral a gol­pe de clic.

VOGUE (Spain) - - INSIDERS -

Si Leo­nar­do da Vin­ci se re­en­car­na­ra en un mi­lé­ni­co, tra­ba­ja­ría en el la­bo­ra­to­rio del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Ar­te y Cul­tu­ra que Goo­gle tie­ne en Pa­rís. Un en­torno don­de la élite crea­ti­va y tec­no­ló­gi­ca con­ver­ge con la in­ten­ción de «en­con­trar fór­mu­las pa­ra dar­le un nue­vo sen­ti­do a la vi­ven­cia del ar­te y la cul­tu­ra, ten­dien­do puen­tes en­tre mu­seos, ar­tis­tas y edu­ca­do­res», se­gún cuen­ta su di­rec­tor, Laurent Ga­veau. Des­de que abrie­ran sus puer­tas a fi­na­les de 2013 en el dis­tri­to 9 de la ca­pi­tal fran­ce­sa, su in­ten­ción ha si­do con­ver­tir la apli­ca­ción gra­tui­ta Arts & Cul­tu­re en una «ca­ja de he­rra­mien­tas pa­ra que las ins­ti­tu­cio­nes di­gi­ta­li­cen sus obras y sean ac­ce­si­bles a la to­ta­li­dad de los usua­rios». Una la­bor po­si­ble gra­cias a una cá­ma­ra ro­bo­ti­za­da que cap­ta imá­ge­nes a una re­so­lu­ción de un gi­ga­pí­xel. Se­me­jan­te pro­fu­sión de ca­li­dad di­gi­tal per­mi­te ver cua­dros y ad­mi­rar­los con ma­yor pre­ci­sión, in­clu­so, que el ojo hu­mano. Par­tien­do de es­ta ba­se, desa­rro­llar un pro­yec­to re­la­cio­na­do con el mun­do de la mo­da era cues­tión de tiem­po. Tras un año y me­dio de tra­ba­jo, el pa­sa­do ju­nio se lan­zó We Wear Cul­tu­re (Lle­va­mos pues­ta la cul­tu­ra), una mi­ra­da mul­ti­dis­ci­pli­nar en torno a la his­to­ria de la ves­ti­men­ta. La di­rec­to­ra de es­te pro­gra­ma, Ka­te Lau­ter­bach, ha­ce hin­ca­pié en el re­cien­te in­te­rés me­diá­ti­co que han te­ni­do ex­po­si­cio­nes co­mo

Ale­xan­der McQueen: Sa­va­ge Beauty, pa­ra de­mos­trar su re­le­van­cia fue­ra de los cir­cui­tos pro­fe­sio­na­les. «La mo­da nos co­nec­ta con nues­tro pa­sa­do y nos per­mi­te en­ten­der el fu­tu­ro. No se tra­ta so­lo de pren­das que nos po­ne­mos ca­da día», ar­gu­men­ta. Más de cien­to ochen­ta ins­ti­tu­cio­nes se han subido al tren, in­clu­yen­do el Ins­ti­tu­to de la In­du­men­ta­ria de Kio­to, el Mu­seo de las Ar­tes De­co­ra­ti­vas de Pa­rís o el Vic­to­ria & Al­bert de Lon­dres. To­dos han ele­gi­do su jo­ya de la co­ro­na par­ti­cu­lar, des­de la pri­me­ra pe­ti­te ro­be noi­re que Ga­brie­lle Cha­nel di­se­ñó en 1925 has­ta los es­ti­le­tos que Sal­va­to­re Fe­rra­ga­mo creó pa­ra Ma­rilyn Mon­roe, que pue­den ad­mi­rar­se en una vi­si­ta de 360º me­dian­te las ga­fas de reali­dad vir­tual que ha crea­do Goo­gle pa­ra uti­li­zar­se con cual­quier smartp­ho­ne. «Es so­lo el prin­ci­pio, y no au­gu­ra ni mu­cho me­nos el fi­nal de las ex­po­si­cio­nes pre­sen­cia­les, sim­ple­men­te una evo­lu­ción», afir­ma Mi­ren Vi­ves Al­man­doz, di­rec­to­ra del Mu­seo Ba­len­cia­ga en Gue­ta­ria, una de las en­ti­da­des es­pa­ño­las que fi­gu­ran en el pro­yec­to. Pa­ra la pla­ta­for­ma han crea­do cua­tro mi­cro­ex­po­si­cio­nes que par­ten de mues­tras fí­si­cas, hoy des­man­te­la­das, a las que se les pue­de dar «con­ti­nui­dad di­gi­tal y en­ri­que­cer con ma­te­rial iné­di­to de nues­tros ar­chi­vos», con­clu­ye.

Di­se­ño de Com­me des Ga­rçons, en el Ins­ti­tu­to de la In­du­men­ta­ria de Kio­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.