ORO LÍQUIDO

Fue­ron re­vo­lu­cio­na­rios en su ori­gen y, des­de en­ton­ces, su fa­ma no ha de­ja­do de cre­cer. Los acei­tes lim­pia­do­res con­ti­núan po­pu­la­ri­zán­do­se y con­quis­tan tam­bién el te­rreno del ca­be­llo.

VOGUE (Spain) - - Vogue Belleza -

La ya ca­si mí­ti­ca ru­ti­na de belleza co­rea­na los in­clu­ye co­mo uno de los pi­la­res de su sis­te­ma de lim­pie­za y sus pro­pie­da­des hi­dra­tan­tes y re­cons­ti­tu­yen­tes es­tán más que com­pro­ba­das. Por ello, no es de ex­tra­ñar que los acei­tes lim­pia­do­res ha­yan trans­for­ma­do por com­ple­to el con­cep­to de hi­gie­ne fa­cial y que ha­yan tras­la­da­do su fi­lo­so­fía tam­bién al cui­da­do del ca­be­llo. Shu Ue­mu­ra fue una de las mar­cas pio­ne­ras con

el lan­za­mien­to del cham­pú Clean­sing Oil, hoy to­do un clá­si­co en los sa­lo­nes de pe­lu­que­ría más lu­jo­sos. Pe­ro, ¿có­mo es po­si­ble que un acei­te lim­pie sin en­gra­sar ni apel­ma­zar la me­le­na? El fun­cio­na­mien­to es muy sen­ci­llo: al apli­car­se so­bre el pe­lo hú­me­do, las mo­lé­cu­las del acei­te atraen las im­pu­re­zas y las di­suel­ven, el cham­pú se trans­for­ma en es­pu­ma y las arras­tra. ¿El re­sul­ta­do? Un ex­tra de nu­tri­ción y bri­llo sin com­pro­me­ter la lim­pie­za del ca­be­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.