DE­RE­CHO DE SU­CE­SIO­NES.

Lau­ra Kim y Fer­nan­do Gar­cía fir­man su pri­me­ra co­lec­ción al fren­te de Os­car del Ren­ta.

VOGUE (Spain) - - News - Fotografía: Em­ma Sum­mer­ton. Rea­li­za­ción: Pa­trick Mac­kie. Tex­to: Ka­rin Nel­son.

Lau­ra Kim y Fer­nan­do Gar­cia cre­cie­ron con Ós­car de la Ren­ta. Se in­de­pen­di­za­ron pa­ra fun­dar Mon­se y aho­ra vuel­ven a la ca­sa co­mo fla­man­tes di­rec­to­res crea­ti­vos. Nos pre­sen­tan su pri­me­ra co­lec­ción pa­ra la fir­ma jun­to a mu­sas de ayer y de hoy.

Co­mo Cu­pi­do ves­ti­do de im­pe­ca­ble sas­tre­ría, el fi­na­do di­se­ña­dor Os­car de la Ren­ta no ce­ja­ba en su em­pe­ño de en­con­trar­le no­vio a Lau­ra Kim, di­rec­to­ra de su es­tu­dio. «Siem­pre es­ta­ba en plan: ‘¿Qué te pa­re­ce es­te chi­co?’», re­cuer­da Kim, una ca­na­dien­se de 35 años na­ci­da en Co­rea que en­tró en la ca­sa co­mo be­ca­ria en 2003 y con­ti­nuó al la­do de De la Ren­ta du­ran­te más de una dé­ca­da. «Y yo le de­cía: ‘Os­car, ¿ese no está ya com­pro­me­ti­do?’». El ca­so es que nin­guno cua­jó, al me­nos en el te­rreno sen­ti­men­tal. En lo pro­fe­sio­nal, sin em­bar­go, De la Ren­ta le en­con­tró a la di­se­ña­do­ra en 2009 a su me­dia na­ran­ja, y no era otra que el do­mi­ni­cano Fer­nan­do Gar­cia.

Gar­cia, cu­yo pa­dre era due­ño de la gran ca­de­na de tien­das de elec­tro­do­més­ti­cos Fe­rre­te­ría Ame­ri­ca­na, or­ques­tó sa­bia­men­te su reunión con De la Ren­ta –del que di­ce ser «un dios en nues­tra is­la, en lo más al­to, jun­to a nues­tros pa­dres fun­da­do­res»– apro­ve­chan­do que el di­se­ña­dor dis­fru­ta­ba de unas idí­li­cas va­ca­cio­nes en Pun­ta Cana. Gar­cia no te­nía for­ma­ción aca­dé­mi­ca co­mo di­se­ña­dor –ob­tu­vo un gra­do de ar­qui­tec­tu­ra en la Uni­ver­si­dad de No­tre Da­me– pe­ro le so­bra­ban ga­nas, y ba­jo el bra­zo lle­vó un cuaderno de bo­ce­tos, lleno de ro­mán­ti­cas mujeres con ves­ti­dos dig­nos de al­fom­bra ro­ja, que ha­bía ido di­bu­jan­do des­de su in­fan­cia. «Que­ría pre­gun­tar­le so­bre sus co­mien­zos, sus in­ten­tos y sus erro­res, qué co­lo­res le gus­ta­ban más...», cuen­ta él, de 30 años, so­bre aque­lla con­ver­sa­ción. «Pe­ro él no pa­ra­ba de ha­blar de una tal Lau­ra y de lo bien que nos íba­mos a com­ple­men­tar».

Ya­sí su­ce­dió. Aun­que al prin­ci­pio a Kim no le ha­cía mu­cha gra­cia in­cor­po­rar a es­te chi­co sin ex­pe­rien­cia: «Me fas­ti­dia­ba bas­tan­te», ase­gu­ra con ro­tun­di­dad. Gar­cia, que lle­gó a la fir­ma en la vís­pe­ra del des­fi­le Cru­ce­ro 2010, en me­dio de los fre­né­ti­cos pre­pa­ra­ti­vos, se ju­gó el ti­po co­rrien­do de aquí pa­ra allá y su­po en­ca­jar en­se­gui­da. «Le di mu­cho que ha­cer, y el ca­so es que es muy rá­pi­do co­rrien­do, lo que re­sul­ta muy útil an­tes de un des­fi­le», cuen­ta Kim. No mu­cho después, el dúo se con­vir­tió en in­se­pa­ra­ble, con Gar­cia, un apa­sio­na­do del gla­mour, en­tre­ga­do a ves­tir a las ce­le­bri­da­des y Kim, mu­cho más di­rec­ta al grano, co­man­dan­do con éxi­to la par­te más comercial de la marca.

Sin em­bar­go, cuan­do el cán­cer que pa­de­cía De la Ren­ta en­tró en fa­se ter­mi­nal y se abrió el de­ba­te de su su­ce­sión, am­bos fue­ron desecha­dos en fa­vor del di­se­ña­dor bri­tá­ni­co Pe­ter Cop­ping. Gran este­ta y de­fen­sor de la fe­mi­ni­dad ex­tre­ma, su can­di­da­tu­ra se al­zó co­mo la más idó­nea. «Co­me­tí el error

de sub­es­ti­mar­les y pen­sar que aún es­ta­ban in­ma­du­ros», ad­mi­te con ca­rác­ter re­tro­ac­ti­vo Alex Bo­len, CEO de la com­pa­ñía. Kim, que siem­pre ha­bía desea­do es­ta­ble­cer­se por su cuen­ta, pen­só que aquel era el mo­men­to y arras­tró a Gar­cia en su aven­tu­ra, pa­ra ma­yor desáni­mo de De la Ren­ta. «Le di­ji­mos que nos íba­mos pa­ra mon­tar nues­tra pro­pia com­pa­ñía a so­lo 30 mi­nu­tos de la lle­ga­da de Hillary Clin­ton, que ha­bía con­cer­ta­do una ci­ta», re­me­mo­ra Gar­cia. «Fue to­do muy pre­ci­pi­ta­do». «Recuerdo que Lau­ra llo­ra­ba en una es­qui­na y Fer­nan­do la es­ta­ba con­so­lan­do», cuen­ta la ase­so­ra po­lí­ti­ca Hu­ma Abe­din, al la­do de Clin­ton ese día. «Y Os­car de­cía: ‘¿Te lo pue­des creer? ¡Es­tos jó­ve­nes me dejan!’».

El dúo de di­se­ña­do­res lan­zó así su pro­pia fir­ma, bau­ti­za­da Mon­se en ho­nor a la ma­dre de él, en ma­yo de 2015, y las fe­li­ci­ta­cio­nes no tar­da­ron en lle­gar, así co­mo fans de Ins­ta­gram del ca­li­bre de Amal Cloo­ney y Sa­rah Jes­si­ca Par­ker, gra­cias a un es­ti­lo re­la­ja­do que re­in­ter­pre­ta­ba la ca­mi­sa mas­cu­li­na. En­tre­tan­to, Cop­ping, en Os­car de la Ren­ta des­de no­viem­bre de 2014, aban­do­na­ba abrup­ta­men­te la fir­ma tan so­lo 21 me­ses después de su lle­ga­da, ale­gan­do «cir­cuns­tan­cias per­so­na­les».

Vol­va­mos al pre­sen­te año. Es un frío día del pa­sa­do mar­zo y Kim y Gar­cia, que ha­bían si­do nom­bra­dos ya en sep­tiem­bre co­di­rec­to­res crea­ti­vos de Os­car de la Ren­ta, se sien­tan en el des­pa­cho de su an­ti­guo je­fe, una es­pa­cio­sa es­tan­cia en el Mid­town de Man­hat­tan re­ple­ta de li­bros y fo­to­gra­fías de mo­da. Y sal­vo por el gran es­cri­to­rio que aho­ra ne­ce­si­tan pa­ra aco­mo­dar­se, per­ma­ne­ce tal y co­mo Os­car la de­ja­ra. Aquí co­mien­zan la jor­na­da; por la tar­de se des­pla­zan a la par­te ba­ja de la ciu­dad, don­de se ha­lla el es­tu­dio de Mon­se –él, en metro; y ella, fa­ná­ti­ca de los ta­co­nes de diez cen­tí­me­tros, en co­che–. Re­co­no­cen el gran mé­ri­to de sus dos ma­ra­vi­llo­sos ayu­dan­tes de di­se­ño, pues son quie­nes ha­cen po­si­ble com­pa­gi­nar con cor­du­ra am­bas em­pre­sas.

Unas se­ma­nas atrás ha­bían pre­sen­ta­do, pa­ra es­ta tem­po­ra­da de oto­ño/in­vierno 2017-2018, su co­lec­ción de de­but con Os­car de la Ren­ta, una mo­der­ni­za­ción, ju­ve­nil y de­pu­ra­da, de la re­fi­na­da es­té­ti­ca de la ca­sa. El se­llo de De la Ren­ta se hi­zo muy pre­sen­te en los atre­vi­dos es­tam­pa­dos, la ri­que­za de los te­ji­dos y los vo­lú­me­nes, pe­ro Gar­cia y Kim die­ron una vuel­ta de tuer­ca más a aque­lla exu­be­ran­cia a tra­vés de ves­ti­dos de cóc­tel en co­lo­res neón, sen­sua­les pan­ta­lo­nes pi­ti­llo y bo­tas de ca­ña al­ta con apli­ca­cio­nes jo­ya que Nicky Hil­ton Ro-

Des­de la iz­quier­da, la so­cia­li­te Nicky Hil­ton Roths­child; la mo­de­lo Ca­rolyn Murphy; la hi­jas­tra de Os­car de la Ren­ta, Eli­za Bo­len; y la ac­triz Than­die New­ton. To­das ellas en­car­nan la vi­sión de Kim y Gar­cia y lle­van pren­das de su co­lec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.