HORÓSCOPO.

Lle­gó el oto­ño y, de la mis­ma for­ma que los ár­bo­les sien­ten el im­pul­so de cam­biar sus ho­jas, po­dréis sen­tir la ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de re­no­var tan­to ele­men­tos ex­ter­nos co­mo de vues­tro pro­pio es­pa­cio in­te­rior. Na­die co­mo uno mis­mo pa­ra sa­ber qué ho­jas ya ma

VOGUE (Spain) - - News - por Eli­seo Ga­llar­do

Escorpio

Has­ta el día 23, mo­men­to en el que el Sol ha­rá su en­tra­da triun­fal en vues­tro signo, es po­si­ble que os sin­táis ex­ce­si­va­men­te su­pe­di­ta­dos a las de­man­das y ne­ce­si­da­des de la fa­mi­lia. Son pe­que­ños sa­cri­fi­cios que ge­ne­ra­rán ex­ce­len­tes sen­sa­cio­nes y que per­mi­ti­rán res­ta­ble­cer víncu­los más só­li­dos.

Sagitario

Las amis­ta­des se con­vier­ten es­te mes en un te­rreno si­nuo­so y re­ple­to de si­tua­cio­nes im­pre­vis­tas. Los ma­los en­ten­di­dos pue­den dar al tras­te con re­la­cio­nes cui­da­das du­ran­te mu­cho tiem­po. El uso de vues­tra ca­pa­ci­dad de diá­lo­go, pro­cu­ran­do no caer en la con­des­cen­den­cia, será muy ne­ce­sa­rio.

Capricornio

Ex­tre­ma­da­men­te la­bo­rio­sos y pro­duc­ti­vos du­ran­te es­te mes, se su­gie­re que es­téis aten­tos pa­ra no vol­ver a so­bre­car­ga­ros con res­pon­sa­bi­li­da­des ex­ce­si­vas. El sen­ti­mien­to de ser im­pres­cin­di­ble no es más que eso, un sen­ti­mien­to. Pe­ro si le dais cré­di­to ter­mi­na­réis por ge­ne­rar­lo.

Acuario

La ten­den­cia a dis­per­sar­se sigue sien­do un fren­te abier­to que es pri­mor­dial ges­tio­nar. La fal­ta de con­cre­ción pue­de de­ge­ne­rar en apa­tía o po­ca mo­ti­va­ción y al­te­rar, du­ran­te es­tos días, vues­tro ta­lan­te ha­bi­tual­men­te con­fia­do y op­ti­mis­ta. Gas­tar de más no ha­ría otra co­sa que agra­var la si­tua­ción.

Piscis

To­ma­ros de­ma­sia­do a pe­cho aque­llas cues­tio­nes emo­cio­na­les que ya de por sí con­lle­van un com­po­nen­te de se­rie­dad os lle­va­rá a so­bre­car­gar una at­mós­fe­ra que ya fá­cil­men­te se den­si­fi­ca. Aho­ra es el mo­men­to de son­reír a cues­tio­nes que an­tes, po­si­ble­men­te, os ha­cían llo­rar.

Aries

Vues­tra ne­ce­si­dad de cam­bio qui­zás choque fron­tal­men­te con la re­sis­ten­cia de aque­llos que aho­ra no es­tán por la la­bor de al­te­rar lo co­no­ci­do. Pe­ro tar­de o tem­prano ten­drán que su­mar­se a los aires, ya im­pa­ra­bles, de re­no­va­ción. Co­mo en tan­tas oca­sio­nes, aho­ra se tra­ta de aguar­dar, si­gi­lo­so, el mo­men­to opor­tuno.

Tauro

Ve­nus, vues­tro pla­ne­ta re­gen­te, tran­si­ta­rá el signo con­cre­to y prác­ti­co de Virgo has­ta fi­na­les de la se­gun­da se­ma­na del mes. Con­vie­ne, en con­se­cuen­cia, no acu­mu­lar ni com­pro­me­ter­se en ex­ce­so los pri­me­ros días si no que­réis pa­de­cer lue­go el es­trés de te­ner de­ma­sia­das co­sas de las que ocu­pa­ros a la vez.

Géminis

Los asun­tos fa­mi­lia­res se re­di­men­sio­nan a lo lar­go del mes y, por una o va­rias cues­tio­nes, se­rán es­tos los pro­ta­go­nis­tas du­ran­te una lar­ga tem­po­ra­da. Qui­zás afec­ten a vues­tro sis­te­ma de pre­fe­ren­cias, pe­ro la prio­ri­dad se en­cuen­tra, siem­pre, en lo ver­da­de­ra­men­te esen­cial. No ten­dréis du­das al res­pec­to.

Cán­cer

Más so­se­ga­dos los áni­mos, aho­ra es el mo­men­to de re­ca­pi­tu­lar y ha­cer ba­lan­ce. El sen­ti­mien­to de sa­tis­fac­ción que per­ci­báis os da­rá la me­di­da de has­ta qué pun­to ha­béis sa­bi­do man­te­ne­ros fie­les a vo­so­tros mis­mos. El desafío con­sis­te en ser ca­pa­ces de man­te­ner­se ahí. Se­gu­ro que sa­bréis dis­fru­tar mien­tras su­ce­de.

Leo

Si sois de los que es­táis pen­san­do en cam­biar de co­che, es­te mes po­si­ble­men­te ten­gáis la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra ha­cer­lo. Pro­ble­mas con el ac­tual per­mi­ti­rán cuan­to me­nos plan­tea­ros la ne­ce­si­dad de un cam­bio. Ten­dréis que vi­gi­lar vues­tra ma­ne­ra de ac­tuar, pro­cu­ran­do no ava­sa­llar.

Virgo

In­te­lec­tual­men­te fér­ti­les a lo lar­go del mes, vues­tras ideas, co­men­ta­rios y su­ge­ren­cias se ve­rán aten­di­das de una ma­ne­ra nue­va a lo lar­go de es­tos días. Lo­cua­ces co­mo nun­ca, aho­ra es el mo­men­to de sa­car a re­lu­cir vues­tras más pro­fun­das in­quie­tu­des. No cae­rán, co­mo an­tes, en sa­co ro­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.