Cin­co pre­gun­tas a... Nat­ha­lie Brous­sard

VOGUE (Spain) - - Belleza - C.L.

Los ana­lis­tas de ten­den­cias en cos­mé­ti­ca ase­gu­ran que el fu­tu­ro pa­sa por la neu­ro­cien­cia, una co­rrien­te que, co­mo con­fir­ma la por­ta­voz cien­tí­fi­ca de Shi­sei­do, abre gran­des po­si­bi­li­da­des. ¿Cuál es el pa­pel de la neu­ro­cien­cia en es­te te­rreno? Per­mi­te eva­luar las emo­cio­nes que sus­ci­ta un pro­duc­to en la con­su­mi­do­ra y ver si gus­ta o no. En Shi­sei­do he­mos que­ri­do in­te­grar­la en el co­ra­zón de la fór­mu­la con in­gre­dien­tes que es­ti­mu­len los sen­ti­dos y que es­tos, a su vez, ac­ti­ven el ce­re­bro pro­vo­can­do unas reac­cio­nes bio­ló­gi­cas. Y es­to es lo no­ve­do­so.

¿Esa es­ti­mu­la­ción sen­so­rial po­dría au­men­tar la efi­ca­cia del pro­duc­to? Sin du­da. Des­de ha­ce tiem­po se sa­be que los olo­res tie­nen un efec­to so­bre el áni­mo, pe­ro aho­ra he­mos de­mos­tra­do tam­bién su ac­ción di­rec­ta so­bre la piel. Al ana­li­zar la ba­rre­ra cu­tá­nea de unas per­so­nas tras oler un aro­ma de ro­sa, he­mos com­pro­ba­do un ma­yor ni­vel de hi­dra­ta­ción. ¿Cuá­les son las úl­ti­mas in­ves­ti­ga­cio­nes en es­te te­ma? Que­da mu­cho por ex­plo­rar. Los que­ra­ti­no­ci­tos (cé­lu­las de la epi­der­mis), por ejem­plo, se han re­ve­la­do co­mo fo­to­rre­cep­to­res que reaccionan an­te la luz y re­co­no­cen si es de día o de no­che. En la me­di­da que se iden­ti­fi­quen nue­vos re­cep­to­res se po­drá ac­tuar so­bre pro­ble­mas es­pe­cí­fi­cos. Lo mis­mo que al­gu­nos es­ti­mu­lan la apa­ri­ción de man­chas, pue­de que otros re­cep­to­res ac­túen en la des­pig­men­ta­ción o la es­truc­tu­ra de la der­mis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.