Un ba­ño de ener­gía

VOGUE (Spain) - - Voguie España -

Una em­ba­ja­do­ra de lu­jo, pa­ra una fir­ma de lu­jo. Sa­ra Car­bo­ne­ro en­car­na a la per­fec­ción los va­lo­res de es­ti­lo, po­si­ti­vi­dad y ener­gía que to­das las mu­je­res iden­ti­fi­can con Cal­ze­do­nia. Y nos mues­tra con su na­tu­ral es­pon­ta­nei­dad al­gu­nas de las tendencias de la tem­po­ra­da: ba­ña­do­res, vo­lan­tes, lí­neas 50’s...

A gua, sol, are­na... La Ibi­za más na­tu­ral sir­ve de fon­do pa­ra la co­lec­ción de ba­ño de Cal­ze­do­nia, es­te 2018 más po­si­ti­va y na­tu­ral que nun­ca gra­cias a una em­ba­ja­do­ra de ex­cep­ción. La be­llí­si­ma Sa­ra Car­bo­ne­ro nos mues­tra su ima­gen más na­tu­ral y es­pon­tá­nea y nos da la bien­ve­ni­da al ve­rano 2018, un ve­rano que va a ser tan ma­ra­vi­llo­so co­mo las imá­ge­nes que Sa­ra ha pro­ta­go­ni­za­do pa­ra la fir­ma ita­lia­na. #Sa­raX­cal­ze­do­nia se­rá tu nue­vo man­tra. Dis­fru­ta tu nue­va mo­da de ba­ño tan­to co­mo ella lo hi­zo en las pla­yas ibi­cen­cas. ¿ Mu­chí­si­mo. Te cos­tó po­sar Me cues­ta en ba­ña­dor? mu­chí­si­mo. Una de las co­sas que me ani­mó po­co ab­sur­do. a ha­cer Por­que la cam­pa­ña al fi­nal fue no qui­tar­me hay na­da ese más pu­dor, na­tu­ral que y es más un bo­ni­to ¿Qui­zá que por­que un cuer­po, hay al­gún pe­ro... pun­to no lo fla­co ha­bía que he­cho di­gas nun­ca. “es­to no”? No, per­so­nal. yo creo Po­sar que ade­más lo de des­nu­dar­te pa­ra una cá­ma­ra al fi­nal no es al­go es ir por que la es pla­ya muy y que te pi­llen en ba­ña­dor. Pe­ro ha si­do mu­cho me­nos di­fí­cil de lo que yo pen­sa­ba, y muy di­ver­ti­do. ¿Y có­mo va­lo­ras la ex­pe­rien­cia?, ¿ha si­do po­si­ti­va? Muy bue­na... sal­vo por el frío que pa­sa­mos en Ibi­za. Ha­cía uno o dos gra­dos en la pla­ya el día que fui­mos. Jus­to aca­ba­ba de lle­gar la ola de frío y... te ima­gi­nas, “guau, voy a Ibi­za”. No ha­bía ido nun­ca, y era co­mo… “me ape­te­ce”. ¿Nos po­drías ade­lan­tar las tendencias de ba­ño? Por lo que yo veo, se van a lle­var mu­chí­si­mo los vo­lan­tes. Y el ba­ña­dor, lo que es el tra­je de ba­ño com­ple­to, es­tá sú­per de mo­da. El tri­ki­ni ne­gro que lle­vo en la cam­pa­ña tam­bién es muy ten­den­cia. En Ve­ro­na vi el des­fi­le y me en­can­tó. ¿Te ani­mas­te a ir? Es­tu­ve seis ho­ras, pe­ro bueno… Úl­ti­ma­men­te to­do es así: lle­gar, aca­bar y vol­ver a ca­sa. Pe­ro me gus­tó. ¿Vis­te a al­gu­na otra ce­le­brity in­ter­na­cio­nal? Vi a Ju­lie­ta (ri­sas). To­cas­te el pe­cho de la es­ta­tua de Ju­lie­ta co­mo es tra­di­cio­nal, ¿pe­dis­te al­gún de­seo? Sí, bueno... Eso fue una bro­ma de una ami­ga con la que iba, ella no te­nía pa­re­ja y se em­pe­ñó en ir por­que trae suer­te pa­ra en­con­trar el amor o en vol­ver a la ciu­dad. Y yo, co­mo de amor ya voy bien ser­vi­da, pues di­je que que­ría vol­ver a Ve­ro­na. Ha­blan­do de amor, con Iker Ca­si­llas... ¿ cuál es vues­tro fu­tu­ro?, ¿ qué te­néis pen­sa­do, os iréis a Es­ta­dos Uni­dos a vi­vir? No. Aho­ra mis­mo no. En el fút­bol no hay na­da de­ci­di­do has­ta que aca­ban las tem­po­ra­das. Es­ta­mos a ver si el Opor­to pue­de ga­nar li­ga y co­pa, es muy emo­cio­nan­te. To­do lo que pa­se en el fu­tu­ro de Iker me ima­gino que es­ta­rá re­la­cio­na­do con eso, y con mil co­sas más. De ver­dad que no hay na­da de na­da. Pe­ro se ba­ra­ja Chi­na, Es­ta­dos Uni­dos, In­gla­te­rra... No, de ver­dad que no. En Chi­na no fi­chan a por­te­ros ex­tran­je­ros, así que des­car­ta­do. No hay na­da de na­da. Yo soy la pri­me­ra que quie­re sa­ber pa­ra dón­de ha­go la ma­le­ta. Pe­ro has­ta ju­nio o ju­lio creo que no lo sa­bre­mos. ¿Cuá­les son tus pro­yec­tos pro­fe­sio­na­les? ¿La te­le? Pre­ci­sa­men­te por es­to que es­ta­mos ha­blan­do, tam­po­co me pue­do or­ga­ni­zar mu­cho. Si me pro­po­nen co­sas re­la­cio­na­das con la es­cri­tu­ra, que me ape­te­ce mu­cho, sí las pue­do ha­cer. Pe­ro las de­más, que tam­bién sur­gen co­sas, co­mo no sé dón­de voy a es­tar... no pue­do. Se di­ce que te has reuni­do con Me­dia­set. No, no me he vis­to con Me­dia­set des­de an­tes de re­no­var mi ex­ce­den­cia por dos años más. ¿Qué tie­nes pre­vis­to? No lo sé. Es ver­dad que aho­ra es­toy ha­cien­do mu­cha pu­bli­ci­dad, con mar­cas muy im­por­tan­tes. Pe­ro en más co­sas no me pue­do em­bar­car, por­que al fi­nal los ni­ños, so­bre to­do mi hi­jo ma­yor, ya se en­te­ra cuan­do me voy, y me cues­ta. ¿Llo­ra, le da mo­rri­ña? No, por­que al fi­nal… siem­pre que yo me voy es­tá Iker, y al re­vés. In­ten­ta­mos es­tar siem­pre uno de los dos. ¿Al­gún pro­yec­to pue­de es­tar re­la­cio­na­do con la li­te­ra­tu­ra? Sí, me en­can­ta­ría ha­cer al­go, pe­ro lle­va mu­cho tiem­po. Aho­ra mis­mo es lo que más fe­liz me po­dría ha­cer. A lo me­jor al­gún día pu­bli­co un li­bro, pe­ro quie­ro que sea al­go digno de leer. ¿El fút­bol es tan ma­chis­ta co­mo pa­re­ce des­de fue­ra? No. Cuan­do yo em­pe­cé no ha­bía mu­chas chi­cas, pe­ro lue­go sí que ha ha­bi­do mu­chas más. Yo no sen­tí nun­ca ma­chis­mo. Ni un tra­to co­mo de fa­vor, ni tam­po­co ne­ga­ti­vo o des­pec­ti­vo. No, de ver­dad que yo no lo he vi­vi­do nun­ca. ¿Y más ni­ños, Sa­ra? Te ape­te­ce la fa­mi­lia nu­me­ro­sa... Sí, nos ape­te­ce, aho­ra mis­mo, pues mi­ra… Pe­ro nos ape­te­ce. Siem­pre he­mos di­cho que tres es­ta­ría muy bien. Cuan­do ven­ga, co­mo se sue­le de­cir, tam­po­co vie­nen cuan­do tú quie­res. ¿Cuál de los dos es más re­vol­to­so? El pe­que­ño es más tras­to que el ma­yor.

“VI­VO EL DÍA A DÍA. Y CUAN­DO VOL­VA­MOS A ES­PA­ÑA, QUE AL­GÚN DÍA VOLVEREMOS, NO SÉ SI TRA­BA­JA­RÉ EN LA TE­LE. NO ES AL­GO QUE ME AGOBIE AHO­RA MIS­MO”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.