INSTABALAYAGE

SI QUIE­RES ARRASAR EN INS­TA­GRAM, ES­TE ES EL RU­BIO GANADOR EN LI­KES.

VOGUE (Spain) - - 10 Looks En Busca De Autor -

Rea­li­za­do a mano al­za­da, el ba­la­ya­ge per­mi­te per­so­na­li­zar el co­lor al mi­lí­me­tro y crear un tono lu­mi­no­so. Son me­chas muy na­tu­ra­les y su­ti­les tra­ba­ja­das con pin­cel, pei­ne o es­pon­ja, ju­gan­do con dos o tres to­nos. Surgen así dis­cre­tos pun­tos de luz, es­pe­cial­men­te en torno al ros­tro, pa­ra re­sal­tar su be­lle­za. ¿Sus ven­ta­jas? No tie­ne efec­to raíz; no se ve dón­de em­pie­za la me­cha ni dón­de ter­mi­na. No pre­ci­sa en­vol­ver el cabello en pa­pel de pla­ta, por lo que cau­sa una me­nor agre­sión en la fi­bra ca­pi­lar. Y, co­mo no acla­ra en ex­ce­so el con­jun­to, el re­sul­ta­do no que­da ar­ti­fi­cial. Pe­ro no es so­lo pa­ra ru­bias. Las pe­li­rro­jas y mo­re­nas tam­bién pue­den be­ne­fi­ciar­se de es­ta téc­ni­ca. Co­mo Meg­han Mar­kle, que con su ba­la­ya­ge co­bri­zo con­si­gue más mo­vi­mien­to y lu­mi­no­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.