L AARPREIBSTAA ÑA?

A LA VEZ QUE PRO­LI­FE­RAN SER­VI­CIOS DE LAR­GA DU­RA­CIÓN DE TIN­TES Y EX­TEN­SIO­NES, NUE­VAS FIR­MAS CO­MO FENTY PRES­CIN­DEN DEL RÍMEL EN SU CA­TÁ­LO­GO. IN­DIS­PEN­SA­BLE AÚN EN EL NECESER DE LAS ES­PA­ÑO­LAS 9 DE CA­DA 10 LO USAN , ES­TÁ EN CRI­SIS LA MÁS­CA­RA?.

VOGUE (Spain) - - Belleza -

Ca­da dos se­gun­dos y me­dio, en al­gún rin­cón del mun­do, se ven­de una más­ca­ra Great Lash de May­be­lli­ne. Sin em­bar­go, tan bá­si­co co­mo una ca­mi­sa blan­ca, el fu­ror por el rímel, un pro­duc­to cu­yo ne­go­cio glo­bal se ci­fró en 2017 en 6.980 mi­llo­nes de eu­ros, po­dría tam­ba­lear­se en fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes. Así lo su­gie­re un es­tu­dio de Eu­ro­mo­ni­tor que apun­ta a que su cre­ci­mien­to se­rá más len­to en los pró­xi­mos tres años, al­can­zan­do un 2% fren­te al 4% del pe­rio­do an­te­rior. Tan sig­ni ca­ti­vas co­mo las ci­fras son los ate­rri­za­jes de KKW Beauty, Ky­lie Cos­me­tics o Fenty Beauty, las mar­cas de Kim Kardashian, Ky­lie Jen­ner y Rihan­na, res­pec- ti­va­men­te, que se­du­cen a los mi­lé­ni­cos a tra­vés de sus in uyen­tes re­des. Nin­gu­na de ellas in­clu­ye en su ca­tá­lo­go la más­ca­ra de pes­ta­ñas. Tam­po­co Glos­sier, otra na­ti­va di­gi­tal que sal­tó de la blo­gos­fe­ra al mer­ca­do en 2014, lan­zó es­te pro­duc­to has­ta el pa­sa­do ma­yo. La crea­ción de una más­ca­ra su­po­ne un re­to pa­ra es­tas re­cién lle­ga­das, que tie­nen que in­ver­tir e in­no­var en el de­sa­rro­llo de la fór­mu­la, pe­ro tam­bién del ce­pi­llo y el wi­per, co­mo sub­ra­ya­ron des­de Glos­sier, con 248 for­mu­la­cio­nes pre­vias, pe­ro tam­bién el au­men­to de ser­vi­cios co­mo tin­tes, lif­tings o per­ma­nen­tes han po­di­do mo­ti­var el cam­bio de ten­den­cia. En­tre las ven­ta­jas de es­tos tra­ta­mien­tos, ase­gu­ran,

es­tá el aho­rro de tiem­po: apli­car ex­ten­sio­nes, por ejem­plo, su­po­ne in­ver­tir me­dia ho­ra ca­da dos me­ses, y evi­ta la apli­ca­ción de un cos­mé­ti­co dia­rio. Ka­te Choi, de la rma co­rea­na Ben­ton Cos­me­tic (a la ven­ta en MiiN Cos­me­tics), a rma: «Sien­to que hay más sus­ti­tu­tos al rímel que an­tes, pe­ro ade­más los con­su­mi­do­res ca­da vez es­tán más in­te­re­sa­dos en las pes­ta­ñas pos­ti­zas gra­cias a las in uen­cers de You­Tu­be y la po­pu­la­ri­dad de los tu­to­ria­les». L a con­su­mi­do­ra es­pa­ño­la –co­mo in­di­ca una en­cues­ta de Birch­box, rea­li­za­da en­tre 6.000 mu­je­res de 18 y 60 años, en 2017– aún es con­ser­va­do­ra: 9 de ca­da 10 em­plean más­ca­ra. Cla­ro que Clai­re Gar­ner, di­rec­to­ra de mar­ke­ting glo­bal de la rma de pes­ta­ñas pos­ti­zas bri­tá­ni­ca Ey­lu­re, a rma: «Ha­ce un tiem­po hi­ci­mos un es­tu­dio y pre­gun­ta­mos tan­to a clientes de pes­ta­ñas ar­ti cia­les co­mo a clientes po­ten­cia­les so­bre el rímel y am­bos su­gi­rie­ron que, aun­que com­pra­ron la más­ca­ra más nue­va y bes­tse­ller, no en­con­tra­ron que hu­bie­ra una di­fe­ren­cia mi­la­gro­sa res­pec­to a la an­te­rior y es­ta­ban ‘acos­tum­bra­dos’ a sen­tir­se de­cep­cio­na­dos. Cree­mos que de­bi­do al cam­bio de per­cep­ción del con­su­mi­dor ha­cia las pes­ta­ñas ar­ti cia­les y la nue­va vi­si­bi­li­dad tan­to de es­tas co­mo de las ex­ten­sio­nes en los me­dios, el clien­te ha des­cu­bier­to nue­vas op­cio­nes»

Las más­ca­ra de pes­ta­ñas de­ben ser re­em­pla­za­das ca­da tres me­ses, el tiem­po que du­ran los con­ser­van­tes que evi­tan que las bac­te­rias pre­sen­tes na­tu­ral­men­te en los ojos con­ta­mi­nen el ce­pi­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.